Reservas naturales de Latinoamérica: Parque Nacional Parima-Tapirapeco

Foto del Río Orinoco Río Orinoco. Foto: Christian Caron. Nueva edición de la columna semanal Reservas naturales de Latinoamérica, en la que María Espíndola explora las bellezas naturales protegidas de nuestra región. En esta oportunidad: el parque más grande de Venezuela. Mirá las anteriores ediciones aquí.
Ubicado en el Estado Amazonas, en el Municipio Alto Orinoco, se halla el fantástico Parima-Tapirapeco, que cubre la totalidad de la porción sudoeste del Estado abarcando 3.900.000 hectáreas. Es el Parque más grande de Venezuela y está considerado el quinto más grande a nivel mundial. En él se incluyen las cabeceras del río Orinoco y contiene casi la totalidad de la población Yanomami del país. Entre sus características físicas se destacan: la Penillanura del Casiquiare, que se sitúa al Oeste y Sur del curso medio del Río Orinoco, presentando una altura promedio de unos 200 metros sobre el nivel del mar. Allí aparecen algunas pequeñas desviaciones sobre la llanura, como diminutos cerros, pero el desnivel es mínimo lo cual se debe al desvío hacia el Casiquiare, de parte de las aguas del Orinoco. También se halla el Macizo Guayanés, caracterizado por la presencia de altas mesetas y mesas (Tepuyes), y la Serranía de Parima, donde se localiza el Cerro Delgado Chalbaud, en pleno corazón de Territorio Yanomami y donde a una altura de 1047 metros sobre el nivel del mar tiene su nacimiento el Río Orinoco, el cual llega a cubrir dos terceras partes del territorio venezolano y un 80% del Estado Amazonas. Además del Orinoco, forman parte de esta red hídrica que se encuentra dentro del parque los ríos Ocamo, Matacuni, Matapire y Mavaca.

Ecosistemas, flora y fauna

El Parima-Tapirapeco presenta bosques siempre verdes, semideciduos y deciduos, sabanas, herbazales y vegetación tepuyana, tierra de los indios Yanomami. Respecto a la vegetación del lugar, podemos resaltar, en el área de la Penillanura de Casiquiare, bosques ombrófilos siempre verdes, densos y altos con hasta tres estratos arbóreos, formado por copas mayormente globosas. Parte de estos bosques crecen en terrenos periódicamente inundados. En el sector correspondiente al Macizo Guayanés, la vegetación dominante son los bosques ombrófilos submontanos siempre verdes, altos, densos, con 2 o 3 estratos arbóreos, los bosques ombrófilos subsiempre verdes y las sabanas graminosas secundarias con "helechales" y escasos arbustos. Entre las especies predominan: el guamo bejuco, yagrumo, simaruba, la palma de moriche, el coroba, el seje, nuez de Brasil y hongos. Tiene una flora endémica abundante y variada. En cuanto a las especies de animales debemos decir que es muy variada. Se pueden encontrar, entre los mamíferos, tigres y jaguares, el mono araguato, el mono araña, el tití, el mono de noche y el chucuto. La gallina de monte, la perdiz colorada, el paují, los tucanes y el tilingo son las aves más relevantes. Luego podemos nombrar a los reptiles como la culebr de agua o anconda, la boa constrictor y el caimán del Orinoco.También se encuentran numerosos peces, invertebrados, cangrejos de río y tarántulas, entre otros. Mapa del Parque Parima Tapirapeco. Mapa del Parque. Imagen: Encarta.

Datos que sobresalen y la población Yanomami

El Parque Nacional Parima-Tapirapecó se crea con el objeto de proteger importantes sectores del espacio territorial constituido por la Reserva de Biosfera "Alto -Orinoco-Casiquiare", donde existen bellezas escénicas de significativa importancia además de un alto potencial de recursos naturales renovables, especialmente hídricos. Es el Parque Nacional más grande de Venezuela y el quinto en el ámbito mundial. Son sitios de interés el raudal de Guaharibo, la Sierra Parima, el tepuy Mawedi y su salto de agua, el cerro Maturaca, los petroglifos del raudal de Arata y el caño Iyëwei. Parima-Tapirapecó... "Tierra Yanomami"... En este Parque Nacional están asentadas desde tiempos inmemoriales comunidades indígenas pertenecientes a la etnia Yanomami. En él viven casi la totalidad de la población Yanomami de Venezuela, integrada por 162 comunidades donde habitan aproximadamente 15000 personas. En la actualidad los Yanomami se presentan divididos en cuatro grupos lingüísticos. Estas lenguas aunque diferenciadas, se entienden mutuamente. En nuestro país están representados por: los Yanomami, los Sanema o Sanima, los Ninam o Yanam. Todo este territorio está surcado por una densa red de cursos de agua que desembocan en el Alto Orinoco. Los Yanomami se trasladan generalmente caminando, no son navegantes. Antes y todavía hoy día, utilizan pasarelas y puentes colgantes para cruzar sus ríos. Su subsistencia se deriva de la agricultura, la caza, pesca y recolección de los frutos del bosque. Estas actividades se desarrollan en los alrededores de las viviendas o shaponos, las cuales constan de una estructura circular alrededor de una especie de plaza con una serie de cobertizos familiares. Para formar la cobertura del techo utilizan las hojas de una pequeña palma del género Geonoma. Utilizan diferentes materiales de la naturaleza para fabricar las cuerdas, hilos, cabuyas y correas que necesitan. Los hilos de algodón se usan para adornos y para la confección de los chinchorros y los guayucos que llevan las mujeres. La corteza de una especie de yagrumo Cecropia metensis es la más adecuada para hacer los tensores de los arcos y las cuerdas de los chinchorros. Los Yanomamis mascan tabaco, se lo colocan bajo el labio inferior y pocas veces en la parte superior; humedecen las hojas secas y lo mezclan con ceniza caliente. Utilizan alucinógenos muy potentes como el yopo Anadenanthera peregrina, preparan con ella un polvo que mezclan con las cenizas del árbol Elizabetha princeps, luego lo inhalan utilizando un tubo largo, éste se construye de una caña carente de nudos, fina y liviana. Un extremo lleva una semilla de Cucurito perforada internamente, la cual se pega a la caña con peramán. Se puede decir que estos venezolanos autóctonos administran sabiamente los recursos naturales que la naturaleza les provee. Para los antropólogos culturales esta es una de las etnias más antiguas que sobreviven en el planeta. Niña de la tribu Yanomami en Venezuela Una niña Yanomami. Foto: Christian Caron.

Visitar el parque: Vías de Acceso

El medio de acceso al parque puede ser por el río Orinoco y a través de las pistas de aterrizaje de la esmeralda y Parima. Actividades Están totalmente restringidas todas las actividades, a excepción de las de investigación y guardería, las cuales requieren de permisos expedidos por el Instituto Nacional de Parques (INPARQUES). La caza, captura o maltrato de fauna silvestre; arrancar, cortar o dañar la flora; la extracción de minerales y todas aquellas que no sean cónsonas con los objetivos de protección del parque. Los habitantes naturales de esta zona deben ser respetados en sus costumbres y tradiciones. Clima y atractivos La temperatura en el Parima ronda entre 10º y 28º C. Las precipitaciones van desde 2.000 a 3.800 mm. En este ambiente tropical, no podrás eludir visitar el Raudal de Gaaharibo, la Sierra de Parima, Tepuy Mawedi y su salto de agua, el Cerro Maturaca, Petroglifos del raudal de Arata y el Caño Iyewei.
Esta vez, Venezuela. Y la oportunidad de admirar la hermosura del Orinoco y, sobre todo, de conocer mucho acerca de cómo viven las comunidades originarias que mantienen y hacen que el lugar nos parezca una verdadera fantasía. Hasta la próxima... ¡que hay muchísimo más por recorrer juntos!
Más ediciones de Reservas naturales de Latinoamérica: Parque Nacional Tayrona en Colombia Parque Nacional Cajas en Ecuador Parques Teniente Agripino Enciso y Médanos del Chaco en Paraguay

Suscribite al newsletter de TuVerde.com





2 Comentarios para Reservas naturales de Latinoamérica: Parque Nacional Parima-Tapirapeco

  1. Carlos Tello Diaz 06.07.2010 13:07

    Me gustaria tener mas informacion (bibliografia, sobre todo) sobre el parque nacional de Parima-Tapirapeco. Muchas gracias.

  2. Santiago Molina Graterol (Puerto Cumarebo) 20.01.2014 10:01

    De belleza extraordinaria y protegido por las autoridades este parque en realidad es el paraíso terrenal, selvas vírgenes, nacimientos de ríos sin contaminación, la fauna y el hombre en perfecta armonía. ¡Que mas se puede pedir!!!!!

Dejá tu comentario