Abejas: ¿Por qué están en peligro de extinción?

Foto: wolfpix Como todos sabemos, la actividad humana y las formas de producción actuales modifican el medio ambiente y representan una seria amenaza para muchas de las especies que viven en él. Las abejas no son la excepción: su desaparición se viene observando desde los años 90 y, más allá de perjudicar a quienes viven de la apicultura, su extinción representa una grave amenaza para la reproducción de plantas y flores. Si bien los investigadores y los apicultores aún no han identificado con claridad la causa de esta situación, muchos sostienen que existe una incidencia negativa por parte de las ondas electromagnéticas, los pesticidas, los parásitos, la contaminación y el cambio climático, entre otras. Más allá de que la desaparición de las abejas se registra desde los años 90, en el otoño del 2006 se dio la primera señal de alarma cuando comenzaron a desaparecer rápidamente en Estados Unidos, con pérdidas en las poblaciones que rondaron entre el 30 y el 90 por ciento. Esta situación, conocida como “síndrome de colapso de las colonias” (CCD, por sus siglas en inglés), continuó intensificándose, abandonando los insectos sus colmenas y dejando sólo a la abeja reina y algunas más jóvenes. El CCD también fue registrado en países europeos como Gran Bretaña, Francia, Bélgica, Italia, Alemania, Suiza, España, Grecia, Polonia y Holanda desde principios del 2000. Este fenómeno, sumado a la intoxicación por pesticidas, hace que las abejas pierdan su capacidad de orientación y no puedan regresar a las colmenas. Otra de las causas está dada por la influencia de los campos electromagnéticos. Al respecto se han realizado numerosos estudios que confirman que las tecnologías actuales, como teléfonos inalámbricos, producen un debilitamiento de las colmenas, una incapacidad de las abejas en encontrarlas y mayor predisposición a contraer enfermedades. Las abejas, que estarían en el planeta desde hace por lo menos unos cien millones de años, son pilares de la polinización, por lo que la presencia de muchas flores, frutas y legumbres dependen de su existencia. No por nada Albert Einstein previno a la humanidad: “Si la abeja desapareciera de la superficie del globo, el hombre no tendría más que cuatro años a vivir, no más polinización, no más hierba, no más animales, no más hombres”. Más sobre extinción de abejas en el informe de Dominique Guillet. Notas relacionadas: Estudio: Disminuye la población mundial de serpientes Estudio: Los paneles solares podrían ser una amenaza para diversos insectos acuáticos El solenodonte, una especie milenaria en peligro de extinción.

Suscribite al newsletter de TuVerde.com





19 Comentarios para Abejas: ¿Por qué están en peligro de extinción?

  1. Pezu 15.11.2010 04:11

    vaya mierda

  2. Karla Zaldaña 15.05.2011 21:05

    Alarmantes noticias, ya que el uso del celular se esta haciendo cada vez mas comun mundialmente, incluso en paises de poco desarrollo esto ya es una moda, urgen los estudios necesarios para prevenir la extincion de estos pequeños pilares de el ecosistemas

  3. Linette vega 16.05.2011 12:05

    Las nuevas generaciones se enfrentaran a retos para salvar a un planeta casi moribundo, sin duda hemos sido muy egoístas. Si desaparecen las abejas la hambruna sera mas evidente…

  4. matias 16.08.2011 00:08

    como que las nuevas generaciones LINETTE VEGA??? NOSOTROS TENEMOS QUE PONERNOS A HACER LAS COSAS!!! LA CONCHA DE TU MADRE! SEGUI HACIENDOTE LA PAJA!

  5. victor 05.01.2012 12:01

    como que las razones no estan claras, si en nuestro planeta el que debe extinguirse es el hombre y dar lugar a otro ser que realmente cuide lo que nosotros no hemos cuidado… las causas estan mas claras que nunca la contaminacion las telecomunicaciones via señales inalambricas hasta los delfines estan siendo afectados por estas señales, el aunmento de la temperatura que esta totalmente relacionada con la contaminacion las aguas llenas de quimicos que no permiten la vida en ella ya nada es natural todo esta invadido por toxinas los culpable de esto somos nosotros la raza mas estupida del planeta y nos creemos hijos de dios, si hemos destruido la creacion de dios, cambiando los cursos de los rios que mas quieren que diga no merecemos estar en este planeta ni en ningun otro. espero que el ser humano ya piense con la cabeza y el corazon, no con los cocos ni con el poto, que esten bien espero que lo podamos solucionar.. disculpen perdo digo la verdad y por ultimo el que desee criticarme este es mi correo victorlermanda_castillo@hotmail.com

  6. Carlos Alfredo Espindola Gorgonio 13.01.2012 00:01

    Recuerdo que cuando estaba estudiando la secundaria 1991-1994, en la materia de apicultura de la tecnica 13 de Cuacnopalan Pue. teniamos varias colmenas modernas; y digo modernas por que en los tiempos de mis bisabuelitos se construian las colmenas con tinas de maguey y se criaban las abejas como domesticas, cada año se sacaba una nueva colonia y las abejas no picaban por que estaban en los solares de la poblacion a la sombra de los arboles. Pero en los tiempos en los que yo estudiaba nos repartieron folletos de de en los que alertaba de “las abejas africanas” esta informacion se popularizo en la radio y se puso en practica un programa caza enjambres. posterior mente la jente movida por el temor empezo a destruir los enjambres que paraban en sus casas ya sea con lumbre o con agua de jabon o incecticidas oviamente esto enfuresia mas a las abejas, mientras que en los tiempos de mis bisabuelitos consideraban de buena suete que un enjambre parara en su casa incluso los ivan siguiendo con una campanita o el sonido de alguna lata para que pararan de tal forma que llegaban a parar en el sombrero de mi bisabuelito, ya una vez que paraba el enjambre lo echaban en la tina de maguey con una cruceta en su interior a la cual le habian retregado hiervas de poleo o de palodulce para que les agradara el olor y las asaumaban con homo de azucar quemada, pero esa costumbre se perdio. todo por la ambicion de los que inventaron las africanas para monopolizar la produccion de miel.

  7. william 04.05.2012 19:05

    por cada accion hay una reaccion y ya es hora del despertar de la gente, lamentablemente esto solo ocurre cuando nos afecta directamente

  8. erika larisa silveira ferreira 06.06.2012 15:06

    a mi me gusto este tema me gusta mucho el tema. aca deja claro,yo entendi bien. me gusto mucho

  9. erika larisa silveira ferreira 06.06.2012 15:06

    Perdon….
    Digo que los hombres tienen que empesar a darse cuenta de lo que estan asiendo. Estan poniendo en peligro al planeta tierra. Tienen que empesar a cuidar el “MEDIO AMBIENTE”

  10. Martha Beatriz Meza León 30.06.2012 16:06

    El planeta fue primero de los animales, nosotros los humanos llegamos después y nos aduñamos de él. Esta oportunidad se nos dio, pero desafortunadamente defraudamos a nuestro creador “DIOS NUESTRO SEÑOR”
    Ahora, esta destrucción creo yo, comenzó a causa de aquellos que se les desarrolló más pronto el intelecto, y pues claro, ellos querían ser los dueños de todo. Y he ahí donde empieza la lucha de unos contra otros sin importar a quién se lleven entre los pies. Será difícil concientizár al ser humano, pero no imposible, ¡COMENCEMOS! y no esperemos a que el otro lo haga. Y no hay que dersanimarnos aunque halla individuos como PEZU (arriba primer comentario) “¡¡Por favor”!!! hagamos campaña en los medios masivos de comunicación. GRACIAS!!!!!!!!!!! Mi correo mabemel99@hotmail.com

  11. yo 04.10.2012 19:10

    es la misma que otra fuente
    pero es igual:
    Recuerdo que cuando estaba estudiando la secundaria 1991-1994, en la materia de apicultura de la tecnica 13 de Cuacnopalan Pue. teniamos varias colmenas modernas; y digo modernas por que en los tiempos de mis bisabuelitos se construian las colmenas con tinas de maguey y se criaban las abejas como domesticas, cada año se sacaba una nueva colonia y las abejas no picaban por que estaban en los solares de la poblacion a la sombra de los arboles. Pero en los tiempos en los que yo estudiaba nos repartieron folletos de de en los que alertaba de “las abejas africanas” esta informacion se popularizo en la radio y se puso en practica un programa caza enjambres. posterior mente la jente movida por el temor empezo a destruir los enjambres que paraban en sus casas ya sea con lumbre o con agua de jabon o incecticidas oviamente esto enfuresia mas a las abejas, mientras que en los tiempos de mis bisabuelitos consideraban de buena suete que un enjambre parara en su casa incluso los ivan siguiendo con una campanita o el sonido de alguna lata para que pararan de tal forma que llegaban a parar en el sombrero de mi bisabuelito, ya una vez que paraba el enjambre lo echaban en la tina de maguey con una cruceta en su interior a la cual le habian retregado hiervas de poleo o de palodulce para que les agradara el olor y las asaumaban con homo de azucar quemada, pero esa costumbre se perdio. todo por la ambicion de los que inventaron las africanas para monopolizar la produccion de miel.

    Abejas: ¿Por qué están en peligro de extinción?

    por Paula Rizzi, Actualidad, 05.07.2010Actualidad

    Foto: wolfpix

    Como todos sabemos, la actividad humana y las formas de producción actuales modifican el medio ambiente y representan una seria amenaza para muchas de las especies que viven en él. Las abejas no son la excepción: su desaparición se viene observando desde los años 90 y, más allá de perjudicar a quienes viven de la apicultura, su extinción representa una grave amenaza para la reproducción de plantas y flores.

    Si bien los investigadores y los apicultores aún no han identificado con claridad la causa de esta situación, muchos sostienen que existe una incidencia negativa por parte de las ondas electromagnéticas, los pesticidas, los parásitos, la contaminación y el cambio climático, entre otras.

    Más allá de que la desaparición de las abejas se registra desde los años 90, en el otoño del 2006 se dio la primera señal de alarma cuando comenzaron a desaparecer rápidamente en Estados Unidos, con pérdidas en las poblaciones que rondaron entre el 30 y el 90 por ciento. Esta situación, conocida como “síndrome de colapso de las colonias” (CCD, por sus siglas en inglés), continuó intensificándose, abandonando los insectos sus colmenas y dejando sólo a la abeja reina y algunas más jóvenes.

    El CCD también fue registrado en países europeos como Gran Bretaña, Francia, Bélgica, Italia, Alemania, Suiza, España, Grecia, Polonia y Holanda desde principios del 2000. Este fenómeno, sumado a la intoxicación por pesticidas, hace que las abejas pierdan su capacidad de orientación y no puedan regresar a las colmenas.

    Otra de las causas está dada por la influencia de los campos electromagnéticos. Al respecto se han realizado numerosos estudios que confirman que las tecnologías actuales, como teléfonos inalámbricos, producen un debilitamiento de las colmenas, una incapacidad de las abejas en encontrarlas y mayor predisposición a contraer enfermedades.

    Las abejas, que estarían en el planeta desde hace por lo menos unos cien millones de años, son pilares de la polinización, por lo que la presencia de muchas flores, frutas y legumbres dependen de su existencia.

    No por nada Albert Einstein previno a la humanidad: “Si la abeja desapareciera de la superficie del globo, el hombre no tendría más que cuatro años a vivir, no más polinización, no más hierba, no más animales, no más hombres”.

  12. yo 04.10.2012 19:10

    es la misma que otra fuente
    pero es igual:
    Recuerdo que cuando estaba estudiando la secundaria 1991-1994, en la materia de apicultura de la tecnica 13 de Cuacnopalan Pue. teniamos varias colmenas modernas; y digo modernas por que en los tiempos de mis bisabuelitos se construian las colmenas con tinas de maguey y se criaban las abejas como domesticas, cada año se sacaba una nueva colonia y las abejas no picaban por que estaban en los solares de la poblacion a la sombra de los arboles. Pero en los tiempos en los que yo estudiaba nos repartieron folletos de de en los que alertaba de “las abejas africanas” esta informacion se popularizo en la radio y se puso en practica un programa caza enjambres. posterior mente la jente movida por el temor empezo a destruir los enjambres que paraban en sus casas ya sea con lumbre o con agua de jabon o incecticidas oviamente esto enfuresia mas a las abejas, mientras que en los tiempos de mis bisabuelitos consideraban de buena suete que un enjambre parara en su casa incluso los ivan siguiendo con una campanita o el sonido de alguna lata para que pararan de tal forma que llegaban a parar en el sombrero de mi bisabuelito, ya una vez que paraba el enjambre lo echaban en la tina de maguey con una cruceta en su interior a la cual le habian retregado hiervas de poleo o de palodulce para que les agradara el olor y las asaumaban con homo de azucar quemada, pero esa costumbre se perdio. todo por la ambicion de los que inventaron las africanas para monopolizar la produccion de miel.

    Abejas: ¿Por qué están en peligro de extinción?

    por Paula Rizzi, Actualidad, 05.07.2010Actualidad

    Foto: wolfpix

    Como todos sabemos, la actividad humana y las formas de producción actuales modifican el medio ambiente y representan una seria amenaza para muchas de las especies que viven en él. Las abejas no son la excepción: su desaparición se viene observando desde los años 90 y, más allá de perjudicar a quienes viven de la apicultura, su extinción representa una grave amenaza para la reproducción de plantas y flores.

    Si bien los investigadores y los apicultores aún no han identificado con claridad la causa de esta situación, muchos sostienen que existe una incidencia negativa por parte de las ondas electromagnéticas, los pesticidas, los parásitos, la contaminación y el cambio climático, entre otras.

    Más allá de que la desaparición de las abejas se registra desde los años 90, en el otoño del 2006 se dio la primera señal de alarma cuando comenzaron a desaparecer rápidamente en Estados Unidos, con pérdidas en las poblaciones que rondaron entre el 30 y el 90 por ciento. Esta situación, conocida como “síndrome de colapso de las colonias” (CCD, por sus siglas en inglés), continuó intensificándose, abandonando los insectos sus colmenas y dejando sólo a la abeja reina y algunas más jóvenes.

    El CCD también fue registrado en países europeos como Gran Bretaña, Francia, Bélgica, Italia, Alemania, Suiza, España, Grecia, Polonia y Holanda desde principios del 2000. Este fenómeno, sumado a la intoxicación por pesticidas, hace que las abejas pierdan su capacidad de orientación y no puedan regresar a las colmenas.

    Otra de las causas está dada por la influencia de los campos electromagnéticos. Al respecto se han realizado numerosos estudios que confirman que las tecnologías actuales, como teléfonos inalámbricos, producen un debilitamiento de las colmenas, una incapacidad de las abejas en encontrarlas y mayor predisposición a contraer enfermedades.

    Las abejas, que estarían en el planeta desde hace por lo menos unos cien millones de años, son pilares de la polinización, por lo que la presencia de muchas flores, frutas y legumbres dependen de su existencia.

    No por nada Albert Einstein previno a la humanidad: “Si la abeja desapareciera de la superficie del globo, el hombre no tendría más que cuatro años a vivir, no más polinización, no más hierba, no más animales, no más hombres”.

    Los antófilos, (Anthophila, gr. “que ama las flores”) conocidos comúnmente como abejas, son un clado de insectos himenópteros, sin ubicación en categoría taxonómica, dentro de la superfamilia Apoidea. Se trata de un linaje monofilético con más de 20.000 especies conocidas de abejas.1 Es posible que haya muchas más especies que aún no han sido descritas. Se las encuentra en todos los continentes excepto Antártida, están en todos los hábitats donde hay plantas con flores (magnoliofitas o angiospermas). Están adaptadas para alimentarse de polen y néctar, usando el primero fundamentalmente como alimento para las larvas y el segundo como material energético. La especie mejor conocida por todos es la abeja doméstica (Apis mellifera), a veces simplemente llamada “abeja”. Esta especie es un insecto social que vive en enjambres formados por tres clases de individuos: reina, obreras y zánganos. Sin embargo, la mayoría de las especies de abejas son solitarias, es decir que no forman enjambres. Existen también un número de especies semisociales, con capacidad de formar colonias, por ejemplo los abejorros. Estas colonias no llegan a ser tan grandes ni duraderas como las de la abeja doméstica.

    Polinización

    Las abejas son los polinizadores más importantes de las plantas con flores o magnoliófitas. Se calcula que la tercera parte de los alimentos humanos son polinizados por insectos, fundamentalmente abejas.

    La mayoría de las abejas son de cuerpo velludo con pelos plumosos; llevan una carga electrostática. Todo esto ayuda a que el polen se adhiera a su cuerpo. Con sus patas transfieren el polen a las canastas de polen que pueden ser de dos tipos: scopas o corbículas. Algunas especies de abejas son muy especializadas y colectan polen de unas pocas especies de plantas, otras son generalistas y visitan muchos tipos de flores diferentes. Pero en general visitan flores de una sola especie por un período de tiempo antes de ir a otra especie, lo cual es beneficioso para las plantas que requieren polen de la misma especie para su fecundación. La abeja posee dos antenas (órganos del olfato), que le sirven para localizar las flores, y dos pares de alas, muy delgadas, que permiten a algunas especies, largos vuelos de hasta 12 km .

    [editar] Evolución

    La abeja fósil más antigua conocida (encontrada en ámbar de Birmania y descrita en 2006) pertenece al Cretácico temprano, presenta caracteres muy primitivos que la relacionan con las avispas. Se la denominó Melittosphex burmensis y se calcula que su edad es de alrededor de 100 millones de años.2 Tiene caracteres especializados, apomorfias, típicos de Anthophila o sea de abejas, pero además conserva dos caracteres ancestrales o plesiomorfias de las patas (dos espolones tibiales y un basitarso delgado), éstos son caracteres de transición entre las abejas y otros grupos de himenópteros. Otra abeja fósil descubierta en ámbar es Cretotrigona prisca de Nueva Jersey, Estados Unidos; su edad se calcula entre 65 y 75 millones de años, a fines del Cretácico o sea alrededor de 30 millones de años más reciente que Melittosphex burmensis. Es un miembro de la subfamilia Meliponinae en la familia Apidae y es considerada una especie más avanzada evolutivamente.

    Los primeros polinizadores no fueron abejas sino escarabajos y/o moscas, es decir que el síndrome floral de polinización ya estaba bien establecido cuando aparecieron las abejas. Lo importante es que éstas desarrollaron especializaciones o adaptaciones a esta función lo que las llevaron a ser los polinizadores más eficientes de las flores. Es posible que la aparición de estas adaptaciones haya motivado o contribuido a la radiación adaptativa de las plantas con flores (Magnoliophyta), contribuyendo a su vez al aumento de la biodiversidad de las abejas

    De los grupos vivientes se considera que Dasypodaidae es el más primitivo y que es el taxón hermano de todas las otras abejas. Anteriormente se creía que Colletidae era el grupo basal por tener una lengua corta, considerada primitiva por ser similar a la de las avispas, pero hoy en día se piensa que se trata de evolución convergente y no una condición plesiomórfica.1

    [editar] Galería

    Abeja melífera, Polonia

    Abeja melífera

    Abejorro en Echinaceae.

    Abeja Andrena macho

    Augochloropsis metallica Pensilvania

    Abejorro, Montreal

    Megachilidae en girasol, Pensilvania

    Abejorro carpintero, Xylocopa, Pensilvania

    Abeja parásita Nomadinae Pensilvania

    Abeja Andrenidae, Nueva York

    Osmia cornifrons Pensilvania

    Abejas Euglossini en orquídea Mormodes buccinator (Surinam)

    [editar] Referencias

    1.↑ a b Danforth, B.N., Sipes, S., Fang, J., Brady, S.G. (2006) The history of early bee diversification based on five genes plus morphology. Proceedings of the National Academy of Sciences 103: 15118-15123.
    2.↑ Poinar, G.O. Jr., Danforth, B.N. 2006. A fossil bee from early Cretaceous Burmese amber. Science 314: 614.
    Vida salvaje, NATIONAL GEOGRAPHIC en español, agosto de 2008 . vol. 23. Núm 2

    1.↑ a b Danforth, B.N., Sipes, S., Fang, J., Brady, S.G. (2006) The history of early bee diversification based on five genes plus morphology. Proceedings of the National Academy of Sciences 103: 15118-15123.
    2.↑ Poinar, G.O. Jr., Danforth, B.N. 2006. A fossil bee from early Cretaceous Burmese amber. Science 314: 614.
    Michener, Charles D. (2000) The bees of the world. The Johns Hopkins University Press. Baltimore, Londres. ISBN 0-8018-6133-0
    O’Toole, Christopher, Raw, Anthony (1999) Bees of the world. Cassell Illustrated. ISBN 0-8160-5712-5

    [editar] Enlaces externos

  13. pepi 24.10.2012 13:10

    Me preocupa mucho saber que las abejas estén en peligro de extinción. En el árbol que tengo en el jardín por fuera de casa, apareció un enjambre de abejas y me gustaría que alguién me dijera que hacer para no dañarlas, gracias.

  14. camila chacon 10.12.2012 10:12

    creo qe esto vale caca y no me inporta asta wea chanta y denuncienme si pueden :)

  15. mercedes castro 10.12.2012 10:12

    me aborrencen las abejas matenlas a y denuncienme a el telefono 00000000 voy en el colegio rafael aristia tengo
    15 años chau

    CHAU y HOLI

  16. la wuda 21.08.2013 09:08

    es re toxi boloooo

  17. Aileen Millaray Contreras Rodríguez. 03.09.2013 21:09

    Bueno le quiero dar las gracias al que creó esta página que me salvó de mi tarea con mucha información relevante y concreta y también quiero agradecer porque me enseño con mucha claridad lo cual me permitió comprender correctamente este importante y preocupante tema de las abejas en peligro de extinción.
    Atentamente:
    Aileen Millaray Contreras Rodríguez.
    alumna de la escuela Arturo Prat Tomé. del quinto año A.
    10 años.

  18. Aileen Millaray Contreras Rodríguez. 03.09.2013 21:09

    disculpa mi comentario emm Mercedes Castro yo acepto todos los comentarios pero me disgustó mucho tu comentario, porque las abejas si asen daño pero cuando nosotros las molestamos , y aunque fuera asi ellas nos entregan la miel y nos faborecen mucho a si que debes respetarlas y medirte con tus comentarios antipáticos.
    lodio de buena anera porque no quiero llevarme mal con nadie. muchas gracias y adiós

  19. Aileen Millaray Contreras Rodríguez. 03.09.2013 21:09

    y lo mismo digo para esa persona llamada : Camila Chacón.

Dejá tu comentario