basura electronica

Argentina: Sigue sin aprobarse la Ley de Basura Electrónica

Es el cuarto año consecutivo que el proyecto de Ley de Presupuestos Mínimos de Gestión de Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos (RAEE) queda descartado de la agenda parlamentaria. La ley propone un sistema de gestión de residuos electrónicos a nivel nacional, para que sean definitivamente separados de la basura domiciliaria. A través de la Responsabilidad Extendida del Productor, las empresas importadoras, productoras o ensambladoras de estos productos deben hacerse cargo de su tratamiento. Además, el proyecto contempla la creación de infraestructura adecuada para el transporte, acopio, recuperación y reciclado de estos residuos. Como se explica desde Greenpeace, "La basura electrónica es la porción de los residuos domésticos que más aceleradamente está creciendo, sin embargo Argentina aún no cuenta con políticas para su adecuada gestión". La Ley de Basura Electrónica fue presentada en el 2008 y cuenta con media sanción en el Senado. El problema es que todavía no se trató en Diputados, razón por la cual no puede convertirse en ley. Este tipo de desechos (que incluyen por ejemplo maquinaria, televisores, pilas y baterías, electromésticos obsoletos, entre otros) están compuestos de sustancias tóxicas y se depositan con el resto de la basura domiciliaria, sin ningún tipo de tratamiento. Así contaminan el suelo, el agua y el aire. Se estima que en el país cada habitante genera al menos 3 kilogramos de basura electrónica por año. Del total de estos residuos, un 40 por ciento terminan en rellenos o basurales, un 50 por ciento es almacenado en depósitos o en hogares, y solo un 10 por ciento es reciclado. A pesar de la problemática que representan este tipo de desechos, una vez más se tendrá que esperar hasta el próximo período legislativo para el tratamiento de la ley. Por el momento, la reutilización y el reciclado de este tipo de materiales se logra a través de iniciativas particulares, que reducen a pequeña escala este tipo de contaminación. Más sobre basura electrónica en Argentina: Basura electrónica: Qué hacer con ella Campaña de basura electrónica de Greenpeace: ¿Qué hacer con lo que ya no sirve? Argentina: Avanza el proyecto de ley sobre basura electrónica

Argentina: Avanza el proyecto de ley sobre basura electrónica

Imagen: derekGavey En varias oportunidades te contamos sobre la problemática de la basura electrónica y la falta de iniciativas para deshacerse de manera segura de estos aparatos altamente contaminantes. En relación con esto, en Argentina está circulando un proyecto de ley que busca que los fabricantes se hagan cargo de los materiales que producen hasta su disposición final. El texto fue aprobado ayer en la Cámara de Senadores y ahora debe analizarse en Diputados. Hasta el momento los residuos electrónicos son tratados al igual que los domiciliarios, sin tener en cuenta sus altos niveles de toxicidad y contaminación. Por este motivo, organizaciones ambientalistas vienen exigiendo desde hace años una nueva política al respecto donde se trabaje en recuperar parte de los materiales para que sean reutilizados, a la vez que las empresas se hagan cargo de aquellos dispositivos que ya no sirven. En este sentido, el senador Daniel Filmus impulsa esta nueva propuesta con el apoyo Greenpeace, Fundación Vida Silvestre, INTI y demás instituciones. Como se explica en Página 12, se trata de un proyecto en el que se establecen los presupuestos mínimos a cumplir por los productores de los aparatos, las provincias y los municipios. Además, propone crear un Fondo Nacional de Gestión de los residuos para financiar este procesamiento. Según se señala desde Greenpeace, esta normativa es importante porque "La Responsabilidad Extendida del Productor apunta a que los fabricantes extiendan la vida útil -durabilidad- de sus productos, se orienten al eco diseño y realicen productos fácilmente desmontables y reciclables libres de sustancias contaminantes. Cuanto más se retrase la implementación de políticas que promuevan la responsabilidad del productor para estos desechos, mayor será la cantidad de residuos electrónicos acumulados a ser tratados y mayores los costos de reparación ambiental". Entre los equipos dispuestos en el proyecto se encuentran los de computación, televisores y teléfonos móviles, entre otros. Con el avance tecnológico, estos aparatos son frecuentemente reemplazados y representan toneladas de basura tóxica, perjudicial para la salud y el medioambiente. Con 54 votos a favor y uno en contra, el texto ya fue aprobado en Senadores y ahora espera ser analizado en Diputados. Más sobre basura electrónica: Basura electrónica: Qué hacer con ella Qué hacer con la basura electrónica – Parte II (La mirada de Greenpeace sobre el tema) Campaña de basura electrónica de Greenpeace: ¿Qué hacer con lo que ya no sirve?

Qué hacer con la basura electrónica – Parte II (La mirada de Greenpeace sobre el tema)

Foto: Conciencia global. Hace unas semanas desde TuVerde te contábamos sobre una serie de empresas que se dedican a reciclar o darle un mejor destino a la basura electrónica que se genera en Buenos Aires. Sobre esta problemática, quisimos tener la palabra de Greenpeace. Natalia Scattolini, encargada de Información Pública de la Fundación Greenpeace Argentina nos comentó que actualmente no existe en nuestro país un sistema de gestión que permita desechar en algún lugar apropiado los aparatos electrónicos obsoletos para luego ser reciclados. Por ello, Greenpeace está impulsando un proyecto de ley para que pronto existan puntos de recolección donde se pueda llevar todos los equipos eléctrico-electrónicos que ya no funcionen más. Lo fundamental es que con esto tengan su adecuada gestión, es decir, un correcto desmantelamiento, reciclado para la posterior recuperación de materiales valiosos. Ahora bien, mientras tanto, ¿qué podemos hacer con nuestra e-waste? En el caso de las baterías recargables en desuso, señaló Natalia, "Por el momento sólo existen en Capital Federal puntos de recolección para que puedas llevar baterías recargables en desuso. Estos lugares fueron implementados como consecuencia de la Resolución de la Agencia de Protección Ambiental respecto del Programa de Pilas y Baterías recargables. Para saber donde están estos lugares podes ingresar en el siguiente link". Por su parte, CPU, accesorios de computadoras y monitores en desuso pueden ser donados a la Fundación Equidad , donde se reacondicionan computadoras y luego se las donan a escuelas que no tengan equipos informáticos. Esto es en Capital Federal. Si estás en Rosario, provincia de Santa Fe, podés dirigirte a la organización Noto Tau. Si tenés algún monitor, mouse o CPU que ya no uses más y quieras donar para reutilizar contactate con ellos. Sobre la gestión de residuos electrónicos, Scattolini señaló a Silkers SA como la empresa líder en la Argentina en la gestión sustentable de los residuos de aparatos eléctricos y electrónicos. "La empresa brinda servicios de recolección, separación, valorización y reciclado del e-scrap, recuperando importantes recursos naturales y minimizando el impacto ambiental", recalcó Scattolini . Junto a todo esto, es necesario mencionar también al Programa ECOMOTO de la empresa Motorola, que cuenta con 39 puntos de recolección donde reciben baterìas recargables en desuso y equipos celulares -de todas las marcas- abosoletos. Según Scattolini, "No hay mayor información respecto a otros lugares en el resto del país que cuenten con habilitaciones correspondientes para reutilizar o tratar este tipo de residuos. Es por ello imperiosa la necesidad de contar con un sistema de gestión en todo el país, con puntos de recolección accesibles al consumidor y lugares adecuados para su posterior reciclado". Ante este panorama, Greenpeace cuenta con la colaboración y ayuda de todos en su campaña para exigir el urgente tratamiento y sanción de este proyecto de ley. Más sobre basura electrónica: Basura electrónica: Qué hacer con ella Campaña de basura electrónica de Greenpeace: ¿Qué hacer con lo que ya no sirve?

Tengo nuevo celular… ¿Y el otro a dónde se fue?

Foto: Cellphones Sin duda la tecnología nos sorprende cada vez más con tantos artilugios y con diferentes funciones que facilitan la interconexión y la comunicación entre las personas. Pero, también es importante ponernos a reflexionar un punto interesante: ¿La usamos para mejorar la productividad la mayor parte del tiempo? ¿O sólo para perder parte del tiempo en la actualización de las redes sociales? A eso le sumamos que, en el caso de los celulares, la tecnología la tendemos a reemplazar aún cuando la vida útil de los aparatos es buena. Habrá personas que le den un mayor uso que otras, pero ¿Somos conscientes sobre cuál será el destino de estos aparatos que ya no usamos? Cuando cambiamos el celular, ¿Nos preocupamos realmente por el lugar a dónde irán a parar? ¿O sólo nos preocupamos por nuestro nuevo juguete? ¿A qué viene todo esto? La Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT) estima que en México se generan 411 toneladas de residuos electrónicos por día y que contienen elementos que son tóxicos para la salud. Por esta situación, el Partido Verde Ecologista de México (PVEM) presentó una iniciativa de ley para reducir el impacto de los desechos electrónicos. Dicha iniciativa propone la creación del Programa Nacional para el Aprovechamiento Integral de los Residuos Electrónicos de Productos para promover la creación de Centros de Acopio. Con esto se busca otorgar equipos electrónicos a instituciones educativas y organizaciones sociales que contribuyan a reducir la brecha digital entre los sectores marginados que no tienen acceso a las tecnologías de la información y comunicación. Es importante que lo reflexionemos: ¿Damos el uso adecuado a la tecnología? ¿La usamos hasta que realmente su vida útil termina o la cambiamos por el “último grito de la moda”? Para que estas iniciativas realmente funcionen, nosotros como ciudadanos también debemos modificar nuestros hábitos de consumo. Es muy cómo decir: “que lo hagan otros”. Hay que tomar en cuenta que no podemos cambiar a los demás, y si queremos un cambio, primero se tiene que dar en cada uno de nosotros. Quizá algo sencillo que podamos hacer es, cuando cambiemos de celular, preguntar por el lugar adónde van a parar todos estos residuos. Si cada uno de nosotros hace esto, es decir, muestra conciencia colectiva, a lo mejor podremos evitar que se le den malos manejos a estos residuos electrónicos. La clave está en tener conciencia y buscar el cambio dentro de nosotros. Más sobre basura electrónica: Basura electrónica: Qué hacer con ella El problema de la basura electrónica en México Campaña de basura electrónica de Greenpeace: ¿Qué hacer con lo que ya no sirve?

Basura electrónica: Qué hacer con ella

Foto: Conciencia global. Cuando hablamos de basura electrónica - o e-waste-, nos estamos refiriendo a todo aquel producto eléctrico o electrodónico (alimentado por la energía eléctrica) que entró en desuso. Dentro de esta categoría se incluyen innumerables componentes: maquinaria, televisores, pilas y baterías, electromésticos obsoletos y la lista sigue. La acumulación de este tipo de desecho se ha incrementado exponencialmente en los últimos años. Con tan sólo pensar en lo rápido que determinados aparatos electrónicos quedan "viejos" en la actualidad, bastará para representarnos el panorama. Millones de teléfonos celulares se recambian en pocos meses. Luego de tres años de uso las computadoras ya requieren de agregados, modificaciones o su reemplazo completo por otro modelo. Estos son sólo algunos ejemplos entre muchos. Sucede que un mal tratamiento de este tipo de basura puede ser causa de grandes focos de contaminación por la presencia que generalmente hay en ella de elementos como cadmio, mercurio o plomo. Una vez que los dispositivos eléctricos se rompen y entran en contacto con el resto de la basura, dichos elementos no sólo tienen la capacidad de afectar gravemente al medioambiente, sino también a la salud de los seres vivos. Según Greenpeace, ante la falta de programas de reciclado, los residuos suelen terminar en rellenos sanitarios, contaminando el suelo, las napas de agua y el aire, o son incinerados, lo cual provoca la liberación de metales pesados a la atmósfera. Sumado a ello, estos residuos contienen metales muy valiosos como oro, plata, platino y cobre, que podrían ser reciclados y reutilizados Por todas estas razones, se torna fundamental comportarse de manera responsable ante el e-waste. Pero muchas veces ocurre que no sabemos qué hacer excactamente con él. En primer término, es importante que aprovechemos por entero la vida útil de los aparatos. Esto requiere de cierta conciencia medioambiental que nos permita renunciar a tener siempre lo último y más novedoso. Por ejemplo, si tu teléfono celular te parece que se está quedando atrás tecnológicamente, pero sigue cumpliendo sus funciones como lo que es -un teléfono-, no lo cambies. Por otro lado, cuando un un dispositivo eléctrico o electrónico efectivamente deja de funcionar, antes de tirarlo, podés intentar arreglarlo. Si esto no es posible, es muy importante no mezclarlo con la basura común que generamos a diario. Muchos de sus componentes pueden ser reciclados y otros necesitan un tratamiento especial que impida que sus elementos liberen contaminantes. A continuación, te damos una lista de empresas argentinas a las que podés recurrir si no sabés qué hacer con tu e-waste: -Escrap: Esta red de operadores del mercado de residuos y subproductos de la Argentina favorece el encuentro entre quienes necesiten desprenderse de dispositivos electrónicos obsoletos, y aquellas personas, empresas, gobiernos u ONGs que pueden valorizar el residuo mediante su reuso, reciclado o recupero de materias primas. Su misión es promover el uso sustentable de los aparatos eléctricos y electrónicos a lo largo de su ciclo de vida, desde su producción a su disposición final. Para ello, como se informa desde la misma empresa, se "desarrolla y promueve herramientas, procedimientos y procesos de mercado que permitan la reutilización, el reciclado y otras formas de valorización" de estos residuos, para "reducir su eliminación o disposición final en rellenos sanitarios o de seguridad". Para contactarte con Escarp, podés hacerlo al (+54 11) 4743 9217 - 15 4158 2535, o escribir a info@escrap.com.ar. -Red Reciclar. Ecovalor: Está integrada por empresas dedicadas al reuso de aparatos eléctricos, electrónicos y electrodomésticos. Su objetivo es llegar con niveles de calidad y garantía a sectores de la sociedad que no tienen acceso al mercado. También a empresas operadoras que reciben y certifican la disposición final de aquellas partes y componentes que no pueden reusarse, cerrando el ciclo limpio del reciclado con reuso. Su mail es reciklar@arnet.com.ar -Cooperativa La toma del Sur: Constituida por un grupo de trabajadores que han quedado desocupados, dicha cooperativa se dedicó desde un inicio al reciclado de botellas, cartones y todo tipo de papel. Posteriormente, incorporaron el lavado de silo bolsa. Según su página web, "este es un material de polietileno de alta (80 % de material virgen) que los filmeros utilizan como materia prima para la elaboración de las bolsas de consorcio". Ya desde 2007, la cooperativa se inició en la recuperación de elementos electrónicos. Hoy, ofrece un servicio de recepción y recolección de materiales post-consumo y rezagos varios (electrónicos, plásticos, vidrios, papel, madrea, metales, hierro, etc) "Siendo coherentes con la consigna inicial de no descartar nada, de progresar siempre, de obtener trabajo digno, decidimos aprovechar una nueva oportunidad que se nos presentaba, la recuperación de productos electrónicos y la deposición final de residuos electrónicos, entregando si es necesario un certificado de deposición final", informa la citada página. Para contactarte con La toma del sur, podés llamar al 4229-9947 – 15-6473-9748, o escribir a cooplatomadelsur03@yahoo.com.ar. -Industrias Dalafer: Este empresa retira materiales Scrap en todo el país, asegurando a sus clientes y proveedores el tratamiento de los mismos, extendiendo certificado de disposición final. "Disponemos de una planta industrial de 7.500 m2 de los cuales 5.000 m2 son cubiertos con una importante inversión en tecnología de punta, para el reciclaje de residuos industriales que permiten desarrollar procesos limpios, sin contaminación del medio ambiente", se detalla en su página web. El contacto de la empresa son los siguientes teléfonos: 4270-9828 / 4115-0439. Estas son algunas de las organizaciones que se dedican al reciclado de la basura electrónica y eléctrica. Si conocés otras, no dudes en contarnos sobre ellas. Más sobre chatarra electrónica: El problema de la basura electrónica en México. Campaña de basura electrónica de Greenpeace: ¿Qué hacer con lo que ya no sirve?

iFixit: Un portal que incentiva y enseña a arreglar artefactos

Foto: iFixit En varias oportunidades te contamos sobre la problemática de la basura electrónica, considerando aspectos como la complejidad de su reciclaje o la contaminación generada por su incineración. Entonces, ¿Qué hacer con los artefactos que ya no funcionan y que no podemos archivar en nuestro hogar? La primera opción podría ser recurrir a un centro de reciclaje de este tipo de aparatos, donde se encargan de reutilizarlos por completo o darle funcionalidad a algunas de sus partes. Pero otra posibilidad que muchas veces descartamos y que puede ser muy útil para los usuarios y para el medio ambiente es REPARAR. Teniendo en cuenta esto es que surgió el sitio iFixit, un manual web que se basa en guías y consejos para que cada uno pueda realizar reparaciones de artefactos en su propio hogar. Consolas de juegos, cámaras de fotos, iPods, artefactos de la casa y automóviles… Para iFixit todo puede ser reparado. Como se explica desde Descubre el Verde, este portal funciona gracias al aporte de los usuarios, quienes proponen guías y consejos que luego son sometidos a votación según se trate de la opción más o menos adecuada. El objetivo de iFixit es que las personas abran y reparen sus productos no sólo para ayudar a su economía sino que además para comenzar a involucrarse más con el reuso y dejar de pensar que todos los electrónicos que nos rodean deben tener necesariamente una corta vida útil. “Reparar es mejor que reciclar”, “Reparar salva al planeta”, “Reparar ayuda a ahorrar dinero”, “Reparar enseña ingeniería”. Estos son los conceptos básicos de iFixit, un portal que por el momento sólo se encuentra disponible en inglés pero que en un futuro podría ofrecerse en otros idiomas para propagar las ideas en todo el globo y modificar así muchos hábitos de consumo. Notas relacionadas: Basura electrónica: la ONU insta a tomar medidas ante el aumento de estos desechos E-waste: Un problema que crece
123