ciudades verdes

Masdar City, una ciudad “100% ecológica”

En los últimos años muchas ciudades del mundo han desarrollado estrategias para volverse más amigables con el medio ambiente. El fomento de la bici, la creación de espacios verdes, la separación de residuos y la incorporación de energías alternativas son algunas de las medidas que buscan reducir el impacto de estos espacios urbanos. Pero también están quienes buscan ir más allá y creen que una ciudad 100 por ciento ecológica es posible. A partir de esta inquietud surgió el proyecto Masdar City, una urbe diseñada y ubicada en Abu Dhabi, Emiratos Árabes Unidos, cero emisiones y sin residuos. El diseño y la construcción de Masdar está a cargo del estudio de arquitectura Foster & Partners, quienes trabajan de manera intensa para inaugurarla en 2013. Si bien en un principio se fijó como fecha estimada de apertura el 2020, los responsables del proyecto anunciaron que están incorporando más estudiantes (de carreras como ingeniería, informática, electrónica, mecánica, etc.) para terminar con la construcción en el próximo año. En este momento se encuentran trabajando unos 240 estudiantes de 32 países, quienes combinan las más avanzadas innovaciones tecnológicas con antiguas prácticas de construcción para lograr un modelo sostenible. En este diseño, planificado para unos 50 mil habitantes, los edificios se abastecerán por completo con energía solar y en las calles no circularán autos de combustibles fósiles: se promoverán las caminatas y la bicicleta y, para las largas distancias, se podrán utilizar coches eléctricos y un tren que conecta con el centro de Abu Dhabi. Asimismo, todos los residuos recibirán tratamiento: los orgánicos como combustibles y los inorgánicos para reciclar. El agua de lluvia servirá para regar y el agua de consumo se logrará a través de procesos de desalinización. Con todo esto, Masdar City pretende ser la ciudad más verde del mundo y servir de ejemplo para el resto de las urbes. Pero... ¿Podría ser realidad una ciudad 100 por ciento ecológica? El próximo año se conocerá. Notas relacionadas: Las 5 ciudades más ecológicas para el 2020 8 De los edificios más verdes del mundo 6 Imágenes de un futuro verde y fantástico

Isla danesa es la primera en el mundo con un consumo eléctrico 100% sostenible

En el último tiempo mucho se habló sobre el uso de energías renovables y la posibilidad de, en un futuro no muy lejano, dejar de depender de los combustibles fósiles para alcanzar un desarrollo energético 100% sostenible. Para quienes creen que esto es solo una utopía, la isla danesa de Samsø demuestra lo contrario dado que hoy es la primera en el mundo en ser autosuficiente. El proyecto se viene gestionando desde 1997 y ahora Samsø cuenta con un consumo eléctrico que procede en un 100% de energía eólica. Asimismo, la calefacción se obtiene a través energías renovables y abastece de manera limpia a gran parte de los 4.100 habitantes que viven en sus 114 kilómetros cuadrados. Este logro de Samsø es producto de más de diez años de trabajo, con un plan energético riguroso donde se fueron incorporando de a poco las herramientas necesarias para un desarrollo energético más sostenible. Pero además de las necesidades materiales (aerogeneradores o paneles fotovoltaicos), en la isla también se pensó en la concientización y capacitación de los vecinos como un factor clase para el cambio. Así, se implementaron proyectos comunitarios como la Academia de Energía, un centro de asesoramiento gratuito para vecinos y emprendedores. El éxito de la propuesta, entonces, está relacionado con el rol activo otorgado a los habitantes de la isla, quienes desde un primer momento se involucraron en la toma de decisiones alrededor del proyecto. Gracias a este trabajo en conjunto, hoy la isla de Samsø es 100% autosuficiente en electricidad y el 70 por ciento de la calefacción proviene de fuentes renovables, sobre todo solar y biomasa. En la actualidad se están realizando esfuerzos para que el 30 por ciento restante también se pueda producir de manera limpia, al igual que el transporte, que aún depende de combustibles fósiles. Notas relacionadas: Brasil aumentaría un 600% la producción eólica en los próximos tres años El mundo se vuelca hacia las energías renovables Estudio: Para el 2030 la energía renovable podría abastecer a toda la población mundial

Ideas inspiradoras para pensar en una más ciudad verde e inclusiva

Better Block Project A la hora de analizar la sociedad actual, una de las palabras que escuchamos con más frecuencia es individualidad. En este contexto, la mayoría de los espacios públicos de las grandes ciudades pueden visualizarse como verdaderos lugares de consumo donde lo que importa es satisfacer necesidades personales, dejando de lado la interacción comunitaria. Sin embargo, la situación de nuestro planeta puede servir como puntapié para comenzar con el cambio. En muchas ciudades alrededor del mundo la necesidad de desarrollar prácticas más sustentables está llevando a la conformación de espacios públicos y hábitos ciudadanos que generan nuevas formas de sociabilidad de la mano del cuidado del medio ambiente. Urban Omnibus es un proyecto pensado en Nueva York pero que pretende inspirar a las personas de todo el mundo a trabajar en una ciudad más verde, inclusiva y atractiva. En este post te contamos algunas de sus ideas y cuáles son las iniciativas que se vienen desarrollando con éxito en algunos lugares del planeta. - Trabajar adaptando las estructuras existentes: Si bien hoy en día existen muchas propuestas de construcción verde, siempre es mejor adaptar aquellas que ya existen para evitar la contaminación generada en la producción de nuevos espacios o edificios. - Generar espacios de interacción en nuestra comunidad: Al igual que en el punto anterior, esto puede estar relacionado con la adaptación de una estructura presente en nuestra ciudad. Tal es el caso de The Better Block Project, donde un grupo de vecinos intervino en una cuadra abandonada al tránsito para convertirla en un proyecto de arte abierto a la comunidad. También hay ejemplos inspiradores de espacios urbanos transformados en parques verdes. - Hacer un mapa del territorio: ¿Realmente conocemos todas las potencialidades y debilidades de nuestra ciudad? Para involucrarnos, antes debemos tener conocimiento de sus espacios naturales, edificios, organizaciones y actividades. - Ayudar pensando en pequeñas acciones: Muchas veces uno no se involucra por creer que para ello se requiere de mucho tiempo o de una gran producción. Sin embargo, se puede trabajar en pequeñas propuestas comunitarias en las cuales todos pueden participar. Un claro ejemplo es el proyecto Art Farm en Nueva York, donde gracias al apoyo de los vecinos un área abandonada se convirtió en una huerta que genera alimentos para algunos sectores la población. Art Farm en Nueva York - Aprovechar los recursos que se ofrecen en la ciudad: Por ejemplo, leer un libro para la universidad o la escuela no significa ir directo a la librería a comprarlo. Seguramente en tu ciudad encuentres una biblioteca y así reducirás el consumo y generarás nuevos vínculos con otros que acudan a ese espacio. - Usar los espacios públicos para compartir ideas y entablar conversaciones: Como se mencionó al principio de esta nota, en la actualidad muchos espacios públicos se vuelven una suma de individualidades y no lugares de interacción. Pequeñas herramientas como pizarrones o stickers pueden servir para compartir información y propuestas. - Prestar atención a la comida: El suministro, proceso, distribución y eliminación de los alimentos habla de la ciudad que habitamos. Teniendo en cuenta este aspecto se pueden crear opciones más sanas e independientes, además de procesos de reciclaje tendientes a reducir los desechos post-consumo. - Cuidar la naturaleza donde quiera que esté: Los bosques y los desiertos no son los únicos espacios naturales que requieren de cuidado. Una plaza, parque o jardín de la ciudad también son espacios verdes que deben mantenerse saludables y libres de contaminación. - Aprovechar la energía renovable analizando potencialidades: Se puede proponer el uso de energía limpia considerando los recursos naturales de los que más dispone nuestra ciudad. Por ejemplo el mar, el viento o el sol son fuentes capaces de reducir la dependencia hacia los combustibles fósiles. - Pensar la ciudad como un aula: Incentivar a los niños, desde el hogar, la escuela u otros espacios públicos, a repensar la ciudad que circulan todos los días y proponer cómo se vería mejor. - Considerar el transporte público más allá de las calles y las vías: Caminar, andar en bici o bote no sólo disminuye las emisiones contaminantes sino que además genera otro tipo contacto con el resto de los habitantes de la ciudad. - Permitir a los ciudadanos involucrarse en el mantenimiento de infraestructura: Con espacios destinados al diálogo y debate donde se generen propuestas desde los mismos habitantes en virtud de algo que falta o falla. - Compartir el transporte para movilizarse: El uso de un auto por persona es insostenible en las ciudades. Por eso la mejor opción para manejarse en coche particular o taxi es compartirlo con otras personas. Estas son sólo algunas de las tantas propuestas para trabajar en una ciudad más verde e inclusiva. No hace falta ejercer un lugar de poder para involucrarse y generar un cambio, sino que más bien se trata de dejar de lado la individualidad para asumir un compromiso colectivo. Más sobre ciudades verdes: Iniciativas “verdes” en ciudades de Latinoamérica Ranking verde: ¿Cuáles son las ciudades más sustentables de Latinoamérica? Arquitectura sustentable: Construcciones verdes buscan crear comunidades más felices

Iniciativas “verdes” en ciudades de Latinoamérica

Imagen: Siemens Hace unos meses te contamos sobre Latin American Green City Index, un ranking verde sobre las ciudades de Latinoamérica. El transporte, la arquitectura,el planeamiento urbano y la gestión para un uso eficiente de la energía y del agua son algunos de los aspectos a tener en cuenta a la hora de analizar cuál es la relación de estas urbes con el medioambiente. En esta nota te explicamos cuáles son las características de las ciudades más "verdes" de la región y cuál es la situación de aquellas a las que todavía le falta apostar por una relación más amigable con el planeta. Jardín Botánico de Curitiba, por Leandro's World Tour Curitiba, Capital del Estado de Paraná, Brasil: También conocida como “la capital ecológica”, Curitiba es considerada como una de las ciudades más sustentables de Latinoamérica. Se distingue por grandes plazas, calles floridas y amplios espacios verdes, concentrados especialmente en la zona céntrica. Además destacan sus planes de movilidad, presentando una Red Integrada de Transporte tan organizada que más del 70 por ciento de la población elige éste medio en lugar de los vehículos particulares – más costosos y complicados para transitar-. Se trata de una red de colectivos, con una flota total de 2600 coches y capacidad para 270 personas cada uno. Asimismo, la gestión de los residuos es una de las más avanzadas de Latinoamérica, siendo una de las pocas ciudades que recolecta y elimina adecuadamente el 100 por ciento de sus desechos municipales, manteniendo destacados planes de reciclaje y normas estrictas en cuanto al desarrollo de rellenos sanitarios. Belo Horizonte, Brasil: Capital del estado Minas Gerais, Brasil, se destaca por sus políticas en cuanto al uso de la tierra y eco-construcciones. Un ejemplo de este interés es la edificación del nuevo estadio de fútbol Mineirao, pensado para la Copa Mundial del 2014, que tendrá paneles solares capaces de hacerlo auto-eficiente. Si bien no cuenta con uno de los mejores desarrollos respecto al transporte, registrándose gran cantidad de autos en las calles, existen planes de movilidad urbana que prevén el desarrollo de nuevas ciclovías y más líneas de metro. Bogotá, Colombia: Presenta una política importante en el cuidado de los espacios verdes a partir de programas que incluyen la recuperación, manutención y protección de estos sectores. Además, entre sus iniciativas favorables al medioambiente en relación con la arquitectura se encuentra la implementación de una normativa, a fines de 2009, sobre la construcción de terrazas que incluyan espacios verdes. En cuanto a la movilidad, existe un gran desarrollo de transporte público colectivo (trenes, buses, busetas y microbuses), al igual que se fomenta el uso de bicicleta: cuenta con 297 kilómetros de ciclorruta en vías principales y secundarias, que la convierten en la red más grande de Latinoamérica. Gracias a este incentivo, cada día se registran más usuarios de la bicicleta, como una forma alternativa de desplazamiento. San José de Costa Rica, Costa Rica: Según estudios, Costa Rica es hogar de alrededor del 6% de la biodiversidad del mundo. Se encuentran volcanes, bosques nublados, bosques lluviosos, bosques secos, playas, más de 10 mil especies de plantas, 800 especies de mariposas, 500 especies de mamíferos y 850 especies de aves. Es un país muy pequeño que tiene 28 parques nacionales, reservas y refugios. Siendo San José una ciudad vinculada al turismo, desde ese municipio se desarrollan prácticas para llevar a cabo esa actividad de manera responsable y sustentable a fin de preservar la gran diversidad ecológica de la zona. Además, a nivel nacional este país que encabezó la edición 2010 del "Indice Planeta Feliz" cobra impuesto al carbono desde 1997 y su energía procede en más de un 90 por ciento de fuentes renovables. Santiago de Chile, Chile: El acelerado crecimiento de la capital de Chile fue generando la aparición de gran cantidad de vehículos y autopistas para transitarlos, por lo que se caracteriza por la congestión y problemas de contaminación relacionados con el transporte. Para paliar esta situación, en los últimos años se llevaron a cabo planes destinados a promover otras formas de movilidad con el desarrollo del transporte público y el fomento bicicleta al uso de bicicletas. Fue una de las primeras ciudades en imitar modelos europeos e instalar el sistema de "bicing" en el 2008. Ciudad de México, México: Si bien esta ciudad no cuenta con una buena calidad del aire, presenta destacados planes medioambientales enfocados a reducir la contaminación. Existen importantes trabajos eco-construcción, con beneficios para aquellos que busquen edificar de manera amigable con el entorno. En cuanto a la movilidad, existe un buen sistema de transporte público (con metro, trenes y buses) y planes que incentivan el uso de bicicleta como el "bicing". Medellín, Colombia Esta ciudad colombiana cuenta con buena calidad del aire y un importante desempeño en políticas de saneamiento. Una de sus mayores falencias se produce en el alto consumo de energía, con falta de inversión adecuada en fuentes renovables. Asimismo, cuenta con pocos espacios verdes y ausencia de eco-construcciones. En relación a la movilidad, una de las iniciativas para reducir el tráfico es el sistema “pico y placa”, que restringe el uso de vehículos durante las horas de mayor tráfico. Buenos Aires, Argentina Si bien está lejos de posicionarse como una de las ciudades más verdes de Latinoamérica, cuenta con algunas iniciativas medioambientales como la reducción en un 30 por ciento de CO2 para el 2030 respecto a los niveles de 2008 o el Programa de Eficiencia Energética en Edificios Públicos. Dispone de un plan de movilidad sustentable, con la reciente instalación del sistema "bicing". Uno de los mayores problemas se produce en relación a los residuos, generándose un promedio de 606 kilogramos de desechos por persona al año. Lo mismo ocurre con el agua, dado que los habitantes de Buenos Aires registran un consumo muy elevado, con 669 litros por persona al día. Montevideo, Uruguay: La capital de Uruguay no se caracteriza por ser una ciudad verde, con pocas iniciativas de eco-construcción y de uso eficiente de la energía. En cuanto a la movilidad, el plan 2010-2020 apunta a reducir el uso del automóvil mediante acciones como promover el transporte público y aumentar el número de áreas exclusivas para peatones dentro del centro urbano. Sólo se trata de algunas iniciativas en ciertas ciudades de Latinoamérica. Si bien en los últimos años se registró un importante crecimiento de proyectos sustentables, todavía queda mucho por trabajar para que la región de un vuelco definitivo hacia formas más amigables con el medioambiente. Notas relacionadas: Ranking verde: ¿Cuáles son las ciudades más sustentables de Latinoamérica? 7 Ciudades bike-friendly en Latinoamérica

My Green City: Propuestas de arte y diseño verde en las ciudades (Fotos)

Fotos: TreeHugger En varias oportunidades te mostramos proyectos vinculados a la transformación de espacios urbanos en lugares verdes destinados a la recreación comunitaria y a la producción sustentable. Se trata de una nueva tendencia en la que se mezcla arte y diseño, demostrando que el cemento de las ciudades puede convertirse en algo mucho más atractivo y amigable con el medio ambiente. ArtFarm en Nueva York, Better Block Project en Texas o Viento Solar en Italia, son algunas de las propuestas que circulan alrededor del globo y sirven de inspiración para crear ciudades más verdes. En sintonía con esto, hace pocos días se lanzó en Estados Unidos "My Green City: Back to Nature With Attitude and Style". El libro expone imágenes llamativas y muestra cómo diseñadores, artistas y arquitectos utilizan la imaginación para resolver problemas medio ambientales. La Academia de Ciencias de California es uno de los edificios presentes en este libro dado que su diseño, a cargo de Renzo Piano, demuestra cómo se pueden aprovechar las terrazas para crear amplios espacios verdes. El estudio de Ann Demeulemeester en Corea del Sur, es un ejemplo de cómo la incorporación de vegetación en las fachadas puede resultar, además de beneficioso para el medio ambiente, una opción muy novedosa y atractiva. Los eventos verdes también están cobrando protagonismo en las ciudades, y un ejemplo de ello es la Cena de Compost, organizada por Arabeschi di Latte. Alimentación saludable, reciclaje y conciencia medio ambiental son algunos de los conceptos básicos de este encuentro. Por último, otra de las iniciativas incluidas en My Green City es esta Granja Pública obra de la empresa Work Architecture. Ubicada en el Museo de Arte Moderno, combina reciclaje, agricultura y programas educativos vinculados a la producción sustentable. Se trata de una tendencia para replicar en distintas partes del mundo dado que demuestra que cualquier lugar puede ser convertido en un ambiente natural gracias a la incorporación de un diseño verde y sustentable. Notas relacionadas: Global: Espacios urbanos transformados en parques verdes (Galería de Imágenes) Better Block Project: Propuestas para construir una mejor cuadra en tu barrio ArtFARM: Arte y huertas en las calles de Nueva York Arquitectura sustentable: Construcciones verdes buscan crear comunidades más felices

Global: Espacios urbanos transformados en parques verdes (Galería de Imágenes)

Fotos: TreeHugger En varias oportunidades te contamos sobre la tendencia que se está desarrollando en diferentes partes del globo a partir de la cual espacios urbanos abandonados son convertidos en zonas verdes dedicadas al esparcimiento de la población. Ya sea por iniciativa de los gobiernos o de los propios ciudadanos, existen muchas de estas propuestas a lo largo del planeta. Gracias a TreeHugger pudimos acceder a imágenes que demuestran cómo el asfalto puede ser convertido en atractivos espacios verdes. Te los presentamos en este post. [gallery link="file"] Notas relacionadas: Better Block Project: Propuestas para construir una mejor cuadra en tu barrio ArtFARM: Arte y huertas en las calles de Nueva York Arquitectura sustentable: Construcciones verdes buscan crear comunidades más felices
12