conservacion

Brasil: Limitan el cultivo de caña de azúcar para etanol

Imagen del Amazonas, en la que no se podrá cultivar caña de azúcar Foto: blog.educastur.es. El presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, anunció un plan para prohibir el cultivo de caña de azúcar en aquellas zonas que conserven su vegetación nativa, tales como la Amazonía, la cuenca del Alto Paraguay, el Pantanal, reservas ambientales e indígenas y todas las áreas que tengan relevancia ecológica. El proyecto, además de la caña de azúcar, también prohíbe la instalación de plantas de etanol en un 81,5% del territorio brasileño. Este porcentaje llega en realidad al 92,5%, ya que hay zonas de Brasil en que este cultivo no es viable por las características de los suelos, informa El Siglo. El plan limita la extensión de los cultivos de caña de azúcar a 64 millones de hectáreas. Días atrás, Lula había recibido críticas de distintos gobiernos y de organizaciones ambientales, ya que la idea del Gobierno de Brasil de ampliar los cultivos de caña de azúcar y de etanol puede causar daño en el medio ambiente y amenaza la conservación de la selva tropical más grande del mundo, como lo es el Amazonas. Reinhold Stephanes, ministro de Agricultura brasileño, aclaró que Lula tomó en cuenta dos parámetros para confeccionar el mapa de cultivos de caña de azúcar: que las regiones autorizadas no amenacen al medio ambiente y que la cosecha pueda ser llevada a cabo de manera mecánica. Este tema también aparece relacionado con un estudio que dio a conocer el Ministerio de Medio Ambiente de Brasil (en portugués), que asegura que los automóviles que funcionan con alcohol (etanol), contaminan tanto como lo hacen los que utilizan diesel. De acuerdo a Ultima Hora, el informe, que fue realizado por los fabricantes de autos de dicho país, no toma en cuenta el CO2, principal gas contaminante de efecto invernadero, ya que el etanol es un combustible ecológico y lo que emite de CO2 es compensado por la absorción del mismo por parte de la caña de azucar, continúa el estudio. Las pruebas fueron realizadas sobre 250 autos denominados “flex-fuel”, que funcionan con ambos tipos de combustibles y representan al 85% de la flota nacional, de los que ocho de las 15 peores notas fueron obtenidas por vehículos a etanol. Más información: El Siglo Ultima Hora

Ecuador: nuevas tecnologías aplicadas a la conservación de una reserva natural

Reserva Santa Lucía Foto: Lana.japan La Reserva de Santa Lucía, ubicada al noroeste de Ecuador, es una de las zonas de mayor biodiversidad del planeta. Con un largo de 700 hectáreas de bosque nublado y una elevación de entre 1400 y 2600 metros, está sufriendo un fenómeno extraordinario: las nubes se forman a una altura cada vez mayor, lo que exige al ecosistema "moverse" rápidamente a fin de adaptarse a los cambios. Esta situación, producto del cambio climático, ha incentivado a los investigadores a llevar adelante un proyecto que busca monitorear el impacto del calentamiento global en la zona y a la vez permite a los habitantes obtener fondos para vivir de la ciencia y el ecoturismo. La medida adoptada es para salvar a un ecosistema único en el planeta: en la Reserva de Santa Lucía existen más de 40 especies de mamíferos, 300 especies de aves y una variadísima vegetación. Debido al impacto del calentamiento global, esta megadiversidad se encuentra amenazada, existiendo muchos animales y plantas en peligro de extinción. El problema es que en este bosque nublado las especies necesitan de la humedad del aire para vivir. Con el cambio climático, las nubes se están desplazando hacia arriba y la vegetación debe adaptarse y seguir este movimiento. Lo preocupante es que los cambios están ocurriendo a una gran velocidad y los ecosistemas no pueden acompañar tan rápido desplazamiento. La iniciativa, que fue impulsada por la Universidad de Sussex en Inglaterra bajo el nombre de “Cambio climático canopea y vida silvestre”, requiere de una importante tecnología para llevarse a cabo. En este sentido, la utilización de helicópteros a control remoto y cámaras con sensores, son algunos de los elementos necesarios poder cumplir con este novedoso proyecto en Ecuador. Según se explica desde BBC Mundo, lo que se hace es monitorear a mamíferos, aves reptiles y anfibios para luego subir las imágenes a un sitio web al que cualquier persona puede tener acceso. Los datos recogidos permitirán identificar y trabajar en las zonas que más riesgo presentan. Asimismo, conservar el bosque depende en gran medida de que la comunidad que vive en él pueda subsistir de forma sustentable. De esta manera, en el proyecto también es importante el aporte de la organización Earthwatch. La misma recibe voluntarios que permanecen once días en la reserva y hacen trabajo de campo junto a los científicos. Alrededor del 80% de lo que pagan los ecoturistas es destinado a la comunidad. Más información: Santa Lucía BBC Mundo

Estudio: Hay que invertir en ecosistemas para combatir el cambio climático

Arrecifes de coral Foto: verdeygris.com. Según el estudio “The Economics of Ecosystems and Biodiversity (TEEB)”, invertir para restaurar y mantener los ecosistemas ayuda a que las economías que son vulnerables al cambio climático estén mejor preparadas ante sus efectos. Esta investigación comenzó luego de la cumbre de ministros de Medio Ambiente del G8 con cinco países emergentes (México, Brasil, Sudáfrica, India y China) en 2007, y tiene el objetivo de analizar el impacto económico que tiene la pérdida de biodiversidad. De acuerdo al diario El Universal, el líder de TEEB, Pavan Sukhdev, explicó que un efecto sería la pérdida total de los arrecifes de coral, que protegen a las costas de los problemas que genera el calentamiento global. Los científicos que trabajan en este proyecto descubrieron que este tipo de ecosistema está sufriendo un gran daño debido al aumento de temperaturas en los Océanos y que podría desaparecer en los próximos 20 años debido a la excesiva concentración de dióxido de carbono (CO2) que tiene. El TEEB, que fue financiado por el gobierno alemán y por la Comisión Europea, también señala el peligro en que se encuentran los bosques, humedales y ríos, y la importancia de invertir en ellos. En el caso de los bosques, hay que tener en cuenta que en ellos hay una gran variedad de recursos naturales, pero que a su vez es allí donde se concentra el 15% de las emisiones del principal gas de efecto invernadero de la Tierra, el CO2. El informe indica que invertir en la “infraestructura ecológica” de la Tierra es un asunto primordial y que es económicamente conveniente, ya que por cada 45 mil millones de dólares que se destinan a áreas protegidas, se están garantizando recursos naturales por el valor de 5 billones al año. Por eso es que es importante que los gobiernos establezcan políticas a favor de la biodiversidad, con vistas a la Convención de las Partes de Cambio Climático de las Naciones Unidas que se desarrollará en Copenhague en diciembre, continúa el TEEB. El ministro de Medio Ambiente de Alemania, Signar Gabriel, aseguró: “lo que necesitamos es un giro total en Copenague. Tenemos que reconocer que la biodiversidad en la Tierra es pieza clave en las agendas de mitigación y adaptación". Más información: El Universal The Economics of Ecosystems and Biodiversity

Argentina: Protegen los Esteros del Iberá, uno de los humedales más ricos del mundo

Atardecer en los Esteros del Iberá Foto:Pablodda. Con un paisaje encantador compuesto por lagunas, bosques y pastizales, la Reserva Natural del Iberá fue creada en 1983 con el objetivo de proteger a uno de los humedales más ricos en diversidad biológica del planeta. Hoy, 26 años después, el gobierno de Corrientes fijó los límites de la reserva con el propósito de concretar la medida. Extendiéndose por aproximadamente 1,2 millones de hectáreas, se trata del área protegida más extensa del norte argentino. Mediante la implementación del decreto 3771, la zona estará resguardada de toda intervención humana que la perjudique, prohibiendo las actividades productivas o restringiéndolas a aquellas que aseguren un desarrollo sustentable. La Reserva Natural del Iberá es un humedal conformado por esteros, donde una gran masa de agua cubierta por vegetación conforma la alta cuenca del río Corriente. Además de las lagunas, bosques y pastizales que generan un magnífico paisaje, la zona alberga una importante biodiversidad: existen alrededor de 125 especies de peces y 40 de anfibios, 60 reptiles, 344 aves y 57 mamíferos. La implementación de la ley es de vital importancia para la región, dado que cualquier actividad humana puede causar grandes daños en el sistema. Además, existen en la zona muchos animales en peligro de extinción, como es el caso del aguará guazú, el venado de las pampas, el ciervo de los pantanos, el tordo amarillo y el yetapá de collar, entre otros. Según se explica desde Clarín, mediante el decreto 1440 se establecieron los límites de la reserva y del Parque Provincial del Iberá, que se encuentra dentro de la misma. Alrededor de 481 mil hectáreas fueron establecidas como parque, donde sólo se podrán practicar actividades como ecoturismo o investigaciones científicas. Otras 800 mil hectáreas constituyen la reserva y en ellas sólo se permitirá llevar a cabo prácticas productivas que no afecten al medio ambiente. Esta reglamentación constituye un paso positivo en la protección del segundo humedal más grande de Sudamérica –tiene casi 14 mil Km.2 y representan el 14,6 % del territorio provincial-. Iberá significa en guaraní “aguas que brillan”. En honor a su nombre, es fundamentar velar por el cumplimiento de estas medidas que buscan protegerlos. Más Información Esteros del Iberá

Cuidando al ambiente desde el aula: entrevistar a los protagonistas

santiago Santiago D’Alessio trabajando en el Delta del Paraná. Foto: Sitio ACEN Esta semana desde Cuidando el Medio Ambiente desde el Aula, entrevistamos a Santiago D’Alessio, el coordinador del Proyecto de Ciervo de los Pantanos. Este proyecto de conservación de poblaciones de ciervo de los pantanos (un ciervo autóctono y amenazado) se lleva a cabo en el Delta del Paraná, y en el litoral, desde Santa Fe hasta Formosa desde el año 1998. La propuesta forma parte de la ONG Asociación para la Conservación y el Estudio de la Naturaleza (ACEN). Esta organización cuenta con tres proyectos principales: el del ciervo de los pantanos, el de gatos del monte en La Pampa y el de guanacos del Chaco Seco argentino. ¿Cómo llegaste a formar parte del proyecto? ¿Qué te incentivó a comenzar? En 1995, después de un viaje a los Esteros del Iberá en la provincia de Corrientes con un grupo de compañeros de la facultad, nos interesamos por una de las principales especies que vimos en aquel lugar, el ciervo de los pantanos. Leyendo la bibliografía, encontramos que se hacía mención a la existencia de poblaciones de esta especie en el Delta del Paraná, un lugar que conocíamos y siempre nos atrajo. Sin embargo confirmamos que en aquel momento se conocía poco y nada de estas poblaciones, y que incluso muchos investigadores consideraban la especie extinta en esa región. ¿Cuál fue la reacción de la comunidad frente al PCP? En un primer momento este proyecto fue una idea muy pequeña, que llevábamos adelante poniendo dinero de nuestro bolsillo para pagar las campañas, y muchas veces las cosas se ponían difíciles. No encontrábamos a las poblaciones, naufragábamos recorriendo pequeños arroyos perdidos en el fondo del Delta, perdíamos nuestros equipos. Muchas veces estuvimos a punto de cerrar la iniciativa. Sin embargo desde el primer momento fue la comunidad isleña quién nos impulsó a continuar trabajando, nos facilitó la logística y nos fue develando desinteresadamente los secretos del Delta. Ellos sabían que el ciervo que ellos conocieron y disfrutaron de chicos no iba a ser conocido por sus nietos si las cosas no cambiaban. Todo lo que hemos podido hacer desde entonces se lo debemos a la gente de la isla. En cuanto al trabajo que hacen en escuelas como visitas o charlas ¿Cómo crees que ayuda e influye en los chicos? El haber trabajado durante varios años de manera ininterrumpida en la zona nos ha permitido evaluar cambios en el tiempo. Somos muy conscientes que aún falta muchísimo por hacer, pero también sabemos que hoy la caza furtiva se ha reducido enormemente. Y que los chicos han incorporado muy fuertemente a la naturaleza de las islas como parte de su patrimonio que hoy muestran orgullosos frente a la comunidad bonaerense. En este sentido, el trabajo hecho por los docentes de isla ha sido muy importante. Nosotros sabemos que trabajando con los chicos también estamos haciendo llegar el mensaje a las familias. Uno de los principales resultados es ver como los padres de los chicos han decidido –más por gusto que por obligación- abandonar antiguas costumbres ancestrales como la caza del ciervo. El año pasado, durante la fiesta anual de los isleños, una mujer de la isla vino a contarme que en su quinta había aparecido un ciervo y cuando su esposo estaba saliendo con un rifle, los chicos lo detuvieron y lo convencieron que era mejor dejarlo vivir, que ellos querían seguir teniendo ciervos en sus islas. La mujer estaba orgullosa de cómo sus hijos habían actuado. Y nosotros sentimos que algo habíamos hecho bien. Hace un tiempo hubo una campaña por “Gurí”, un ciervo cachorro que encontraron en las islas de Campana. Se trabajó en conjunto con las escuelas de la zona ¿Qué te dejó esta experiencia? ¿Se lograron los objetivos planteados? La experiencia con Gurí, esta cría de ciervo de los pantanos que recuperamos junto con otras organizaciones para devolver a las islas, ha sido muy rica. Trabajar cara a cara con un animal que muchas veces creímos condenado a terminar sus días en un zoológico y que hoy está corriendo libre por las islas es un hecho que nos llenó de alegría. En esta experiencia se ha logrado trabajar sin fisuras con muchas otras instituciones, por ejemplo el estado provincial y nacional, pero también la Fundación Temaiken, el INTA Delta, los productores forestales, Parques Nacionales. Todos pusieron su parte para que Gurí se recupere. Contar la historia de Gurí a los chicos en las escuelas fue un puente para reforzar el contacto entre los chicos y su fauna. ¿Cómo organizan las actividades escolares en general? Siempre se busca brindar información y conocimientos pero a través del disfrute. Los chicos están muy bien informados y son tremendamente receptivos de estas temáticas. Por eso hay que ser muy cuidadosos con las actividades y los mensajes, sin crear fanatismos ni falsas ideas de malos y buenos. De hecho, los padres de muchos chicos cazan ciervos, y muchos chicos lo saben. ¿Cuál es la propuesta para llegar a los chicos? Desarrollamos distintas actividades para que los chicos se conecten con el conocimiento y cuidado de su medio ambiente a través del juego y la diversión. Los dibujos, los concursos literarios, los juegos de roles son siempre actividades lúdicas que los chicos hacen con entusiasmo y que después recuerdan como momentos de alegría. También dejamos material para que las maestras puedan continuar desarrollando estas actividades en el aula durante el año. ¿Pueden las escuelas contactarse con ustedes para solicitar una visita? En las escuelas de isla vamos cuando armamos una campaña educativa. A las escuelas de continente vamos a veces a realizar charlas para contarles sobre la existencia del ciervo de los pantanos y su problemática. Es una de las actividades que nos permite generar fondos para continuar el trabajo de nuestro proyecto. Nos pueden escribir a ciervodelospantanos@acen.org.ar para consultarnos si podemos ir y las opciones disponibles. Experiencias como la que lleva adelante Santiago con su equipo, resultan interesantes y muy importantes a la hora de difundir, y concientizar a la comunidad. Desde este espacio, proponemos conocer actividades de estas características para concientizar a los mas chicos, y a partir de allí (como afirma Santiago) llegar a las familias, y expandir las redes. Encuentros con proyectos como el de Ciervo de Los Pantanos son útiles a la hora de pensar un entrevistado, de conocer proyectos de la comunidad, y de dar el ejemplo.

Córdoba: Utilizarán sistema GPS para proteger a los algarrobos

2159349925_15d1fda766 Foto: ƒiore arancione El gran valor comercial de la leña de algarrobo es la razón principal por la que su tala se vuelve una práctica frecuente y poco controlada. Concientes de esta problemática, desde la Secretaría de Ambiente de Córdoba se puso en marcha un proyecto que busca identificar a los ejemplares más antiguos mediante el Sistema de Posicionamiento Global (GPS) para protegerlos y preservarlos. La utilización de este medio satelital permitirá verificar y marcar cada uno de estos algarrobos centenarios que serán considerados de interés ambiental e histórico para la provincia. De esta manera, se pretende cuidarlos tanto de la poda o quema por parte del ser humano, como así también de plagas que taladran los troncos y terminan secándolos. Como primer paso para la realización del proyecto, técnicos del Área Forestal visitaron las localidades de Los Cadillos, Isla de San Antonio y Agua Hedionda, asesorando a los lugareños sobre la conservación de estos árboles. Según comentó a TELAM el titular de Bosques Nativos, Santiago Martínez, en los lugares participaron pobladores locales y se observaron y registraron diez algarrobos centenarios en las tres zonas. Si bien no se dispone de una cifra específica sobre la cantidad de estas especies en toda la provincia, se estima que existen entre cuarenta o cincuenta. En palabras de Martínez, hay que considerar que en el proyecto sólo se contemplan a aquellos algarrobos que son centenarios “porque, de alguna manera, tienen que tener alguna historia, tanto del lugar como de los mismos ejemplares, por la edad que tienen". Si bien el proyecto aún no está totalmente en marcha, ya se han comenzado a realizar algunos trabajos incentivados por la inquietud de muchos pobladores que apoyan la preservación de estas especies. En este sentido, el rol de los lugareños es fundamental dado que ellos son los encargados de informar dónde existen más de estos ejemplares para luego confirmar la edad y proceder a su protección. Más Información: Medio y Medio La Mañana de Córdoba
14151617181920212223