energia renovable

Chile: Inauguran el parque eólico más grande del país

Foto del Parque Monte Redondo en Chile Parque Monte Redondo. Foto: EolicaMonteRedondo.cl. Chile avanza en busca de alcanzar el objetivo de que el 15% de su energía sea producida por la energía eólica. En este sentido, el viernes pasado se inauguró en la ciudad de Ovalle, a unos 300 kilómetros al norte de Santiago, el mayor parque eólico del país: la central Monte Redondo. El parque cuenta con 19 aerogeneradores con una potencia de 2 MW cada uno, y aportará 38 megawatts (MW) al Sistema Interconectado Central (SIC), que lleva electricidad al 93% de la población, informa Invertia. Así, proveerá energía limpia a unos 57 mil hogares y permitirá ahorrar al país 54 mil toneladas de gases de efecto invernadero al año, lo que equivale a sacar 12 mil autos de las calles. Monte Redondo fue construido y es propiedad de la empresa francesa GDF Suez, que invirtió 100 millones de dólares. De acuerdo a la agencia de noticias AFP, Michelle Bachelet, presidenta de Chile, dijo durante la inauguración: "No queríamos ser dependientes de una sola fuente y de un solo proveedor de energía (Argentina), y por eso apenas llegamos al gobierno definimos una política que nos permitiera diversificar la matriz energética del país”. Por su parte, el CEO de GDF Suez Energy Andino, Alex Keisser, anunció: “La empresa está invirtiendo, junto a sus socios, más de 1500 millones de dólares en la diversificación de la matriz energética de Chile, para tener en el año 2012 más de 2000 MW instalados en el país. Pronto iniciaremos la construcción de Central Hidroeléctrica de pasada Laja en la Región del Bío Bío. A principios de 2010 inauguraremos el Terminal de GNL Mejillones en la Región de Antofagasta con Codelco donde estamos también construyendo las modernas centrales termoeléctricas. Todos estos proyectos energéticos utilizan las tecnologías más modernas y amigables con el medio ambiente que existen a nivel mundial y participará a la estabilización de los precios de la energía”. Como parte del programa que aspira a lograr que en dos años el 15% del consumo del país sea aportado por la energía eólica, en Chile actualmente están programados 23 parques eólicos, algunos de los cuales ya están en construcción, que entregarían una potencia de 1800 MW.
Más información: Sitio oficial de la central Monte Redondo Invertia AFP Más sobre energía eólica en Latinoamérica: Argentina: el BID financiaría parques eólicos en Buenos Aires, Chubut y Santa Cruz Uruguay: Impulsan desarrollo de la energía eólica México: aprueban programa para promoción de energías renovables

Argentina: utilizarán el limón para producir energía en Tucumán

Limonero Foto: Cruccone. La iniciativa, desarrollada por la firma tucumana Citrusvil, busca tratar los efluentes derivados de la industrialización del limón para transformarlos en biogás y convertirlos en energía térmica. Se trata de un novedoso sistema que permitirá a la fábrica reducir un 25 por ciento del consumo de gas natural. En el Norte, los olores y efluentes derivados de la producción de éstos cítricos son un problema recurrente, por lo que la motivación del proyecto fue la necesidad de terminar con esa situación. Sin embargo, el método desarrollado demostró ser mucho más efectivo de lo esperado: permite reducir el uso de combustibles fósiles -como el gas natural- y representa el primer sistema del mundo capaz de generar biogás a partir del uso del limón. Según se explica desde La Nación, este proyecto demandó una inversión de 3,5 millones de dólares, los que serán recuperados luego de siete años ya que el sistema permite un ahorro anual de 400 mil dólares en consumo de gas. De esta manera, la medida permitirá a la fábrica reducir hasta un 25 por ciento de su consumo de gas natural, que por año alcanza alrededor de 13 millones de metros cúbicos. Además, durante los meses de verano, cuando la demanda de gas es mucho menor, la empresa transformará el biogás en energía eléctrica para sus cámaras de frío. El sistema que permite transformar los efluentes tiene dos lagunas de 8 metros de profundidad y 170 metros de largo. En las mismas recae el lodo producido por los residuos del limón, que también contiene bacterias que transforman los efluentes en biogás. Por último, mediante un sistema de succión, el biogás se lleva a las calderas y es convertido en energía térmica. De esta manera, gracias a esta nueva iniciativa, el limón se suma a otras fuentes capaces de generar este recurso. Otro ejemplo lo constituye el caso de Marcos Paz, Buenos Aires, donde el biogás es producido gracias a la bosta de un criadero de cerdos y la energía generada permite ahorrar en gas una suma de 18 mil pesos por mes. Más Información: La Nación

México: inauguran un laboratorio de energía fotovoltaica

Paneles solares Foto: MountainAAs Buscando generar energía solar a través de la tecnología fotovoltaica, la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) de México ha inaugurado un laboratorio en el que gracias a sus 286 paneles se evitará la emisión de 697 toneladas de dióxido de carbono (CO2) al año, lo que equivale a la contaminación que producen 232 automóviles. La instalación, que fue montada en lo alto el edificio de la universidad, es una de las más grandes del Distrito Federal. La misma estará conectada a la red eléctrica de esa sede educativa y aportará más del 76 por ciento de la demanda energética que allí se consume. Además, en los períodos en que no haya actividad en la casa de estudios, el sistema seguirá generando energía y esta será empleada en otra instalación de la universidad. Más allá de la generación de energía que va a producir este laboratorio, su funcionamiento permitirá desarrollar conocimientos acerca de la viabilidad de emplear esta tecnología en la zona centro del país. De esta manera, se pretende contribuir a la formación de especialistas en ingeniería energética, electrónica, física, química, ambientalistas y economistas. Con la posibilidad de realizar prácticas de campo, estudiantes y académicos podrán evaluar este recurso solar que no emite contaminantes a la atmósfera. Según se explica desde la UAM, los estudios en la zona permitirán analizar el efecto en la eficiencia de los módulos voltaicos, temperatura, sombreado, orientación e inclinación. Para ello, el laboratorio, que cuenta con 286 módulos fotovoltaicos de 210 Watts (w), requirió de una inversión de 480 mil pesos. La conexión a la red de sistemas fotovoltaicos es común en países como Alemania, Estados Unidos, Japón, Italia y España. Su instalación cuenta con inversores que hacen posible transformar la corriente trasmitida por los módulos en energía alterna –conocida como luz eléctrica-. Esto es lo que se pretende hacer desde la universidad mexicana, donde cada uno de los 21 inversores instalados produce alrededor de 25 kilowatts. Así, esta iniciativa permite no sólo formar recursos técnicos y profesionales, sino que también contribuir en la promoción de este tipo de iniciativas. Más Información: Universidad Autónoma Metropolitana de México. Teorema.com

Argentina: Plan para promover el desarrollo de energía geotérmica

Copahue, Neuquén: una de las zonas donde se implementará el proyecto. Foto: Neuquén.com. Se trata de una fuente de energía renovable que puede dar electricidad a pequeñas ciudades, sin emitir el dióxido de carbono que requiere la producción de energía convencional. En épocas donde el gas es más caro, el petróleo está en vías de extinción y el calentamiento global requiere medidas al respecto, en el país se está estudiando la posibilidad de explotar y aprovechar más este recurso. La energía geotérmica es aquella que puede ser obtenida por el hombre mediante el aprovechamiento del calor que proviene del interior de la Tierra, donde el agua en ciertas zonas puede llegar hasta los 270ºC. Se trata de un recurso que hasta el momento no ha sido demasiado estimulado en el país pero que hoy cuenta con propuestas concretas. Una de ellas es en la provincia de Neuquén, donde ya se lanzó la convocatoria para que las empresas interesadas inviertan es esta materia. El proceso consiste en realizar una perforación en la zona previamente estudiada para que el agua y los gases, que se encuentran contenidos por las rocas, salgan al exterior. Una vez realizada la extracción, una turbina y un generador eléctrico permiten producir la energía. Lo más costoso del proceso es la etapa de perforación. Según se informa desde Perfil, en Argentina existen proyectos vinculados a esta producción desde la década del setenta. Uno de ellos es el Campo Geotérmico Copahue en la provincia de Neuquén, que puede generar 30 megawatts (MW). Como lo explica el jefe del departamento de Geotermia del Servicio Geológico Minero Argentino (Segemar), Abel H. Pesce, estas iniciativas “quedaron desactivadas porque el precio del gas era muy barato y no tenía sentido la inversión que se requería; hoy esa situación cambió”. Además de este yacimiento en Copahue –para cuyo funcionamiento se requiere de una inversión de entre 70 y 80 millones-, existe uno en Domuyo, al norte de Neuquén. El mismo consiste en un campo mixto donde hay una mezcla de agua vapor a 223°C, para el cual ya se finalizó el proceso de perfectibilidad. De esta manera, se estima que en una primera etapa se podrán instalar dos módulos con una generación de 10 MW cada uno. Por último, el tercer depósito de importancia en el país se encuentra en Tocomar, Salta. Estos últimos yacimientos geotérmicos son de alta entalpía –es decir que disponen de alta temperatura proveniente de la tierra-, lo que los hace aptos para generar energía que puede incorporarse en el tendido eléctrico nacional. Asimismo existen los de baja entalpía y varios de ellos se encuentran en la Patagonia, utilizándose tanto para la calefacción de viviendas o invernáculos, como para la deshidratación de frutos. De esta manera, el uso concreto de la energía geotérmica puede ayudar al país en la producción de energía renovable, ya sea en las zonas cercanas a la cordillera de los Andes -que presenta potencialidad de alta entalpía- como en las zonas más llanas -donde puede aprovecharse la entalpía baja-. Más Información: Planet Green (En inglés) Perfil.com Municipalidad de Copahue

Con el apoyo de Alemania, México instalará techos solares

instalación de techos solares en un Wall Mart de México Foto: todosustentable.com. El Gobierno de Alemania apoyará a México en la realización de tres proyectos para la protección del medio ambiente, a través de un financiamiento por 6 millones de euros. El más importante de ellos es la instalación de 25 mil techos solares en el país latinoamericano. De acuerdo a un comunicado de la Secretaría de Relaciones Exteriores de México, los otros dos proyectos son: La iniciativa para la protección del clima en el Corredor ecológico Sierra Madre Oriental y en las lagunas costeras Laguna Madre y Marisimas Nacionales; y la obtención de apoyo del sector bancario para el financiamiento de sistemas energéticos sostenibles. Además, para poder controlar con mayor eficacia el desarrollo del plan y para simplificar trámites administrativos, ambos gobiernos acordaron el establecimiento de oficinas de la GTZ (la Cooperación Técnica Alemana) en la Ciudad de México, que contará con representantes del InWent (Capacitación y Desarrollo Internacional) y del KfW (Banco del Gobierno de Alemania). El acuerdo se llevó a cabo en el marco de la Reunión de Negociaciones Intergubernamentales de Cooperación Técnica y Financiera que se desarrolló los días 11 y 12 de septiembre en la capital mexicana, y que contó con representantes de ambos países. El comunicado asegura también que, durante las reuniones, se “destacaron como uno de los resultados exitosos la realización de la Maestría en Gestión Ambiental, Gestión de Recursos y Energía Sustentable, que ha comenzado con éxito en la Universidad Autónoma de San Luis Potosí y la Universidad de Ciencias Aplicadas de Colonia”. Notas relacionadas: Walmart lanza el proyecto solar más grande de la historia de Puerto Rico

Argentina: el BID financiaría parques eólicos en Buenos Aires, Chubut y Santa Cruz

Foto de turbina eólica Foto: Patrick Finnegan. Argentina es un país con gran capacidad para generar energía eólica. Sin embargo, a la hora de aprovecharla corre una gran desventaja respecto a otras regiones del mundo. Con sólo 31 megavatios (MW) instalados, contrasta con lugares como España que presenta 16.754 MW y pierde terreno frente Brasil, que tiene en funcionamiento casi cien veces más que la capacidad nacional. Buscando promover y hacer rendir estos recursos, se está analizando un nuevo proyecto que, mediante el financiamiento del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), pretende construir tres centrales eólicas en las provincias de Buenos Aires, Chubut y Santa Cruz. Mientras que Cutral-Có, Punta Alta, Tandil, Darregueira, Mayor Buratovich, San Juan y Comodoro Rivadavia son algunos de los puntos que ya cuentan con aerogeneradores en funcionamiento, esta iniciativa permitiría incorporar 210 MW al Sistema Argentino de Interconexión (SADI). De esta manera, a los 31 MW existentes, las centrales eólicas de Buenos Aires, Chubut y Santa Cruz facilitarían 30 MW, 60 MW y 120 MW de potencia respectivamente. El proyecto se enmarca en la decisión del gobierno argentino de incorporar parques para lograr producir, de acá a tres años, 300 MW. Para esto, el BID proveería 80 de los 550 millones de dólares totales presupuestados. Desde el 2006 la Argentina cuenta con la Ley 26.190 para el desarrollo de energías renovables. El objetivo es que para el 2016 las mismas cubran el 8% de la demanda total –lo que equivale a 2.500 MW-. Hoy en día, el país cuenta con 45 parques eólicos de baja potencia, siendo la ultima incorporación una turbina de 2 MW instalada por la minera Barrick en San Juan. Como se explica desde la Asociación Argentina de Energía Eólica, el país cuenta con los recursos como para instalar dos millones de megavatios, que serían suficientes para abastecer de electricidad eólica a toda Sudamérica. Los pocos emprendimientos desarrollados hasta la actualidad han permitido la generación de apenas 31 MW, lo que es una clara señal de una necesidad de desempeñar políticas acordes a las posibilidades. Hay que considerar que la Patagonia y otras zonas de la llanura pampeana son ideales para generar una energía limpia. Por ejemplo, el viento que sopla en Comodoro Rivadavia es el doble del que alimenta los aerogeneradores de Alemania, el país más avanzado en esta tecnología (con más de 20.000 MW eólicos instalados). Argentina tiene una enorme ventaja que es su viento, lo que constituye una condición natural única e ideal para la producción de este tipo de energía. Asimismo, el país dispone de infraestructura técnica y humana capaz de fabricar equipamiento. Todos estos puntos a favor no son suficientes si no son acompañados de políticas que alienten este tipo de desarrollo. De llevarse a cabo este nuevo proyecto, sería un gran paso en el aprovechamiento de estos recursos. Más Información: Banco Interamericano de Desarrollo
78910111213141516