estudio

2011, Récord en pérdidas económicas por catástrofes naturales

Foto: Globedia Según un nuevo estudio de la ONU las catástrofes naturales en 2011 causaron pérdidas y daños materiales por unos 380 mil millones de dólares. La cifra representa dos tercios más de lo perdido en 2005, año que hasta el momento lideraba el ranking. El terremoto y tsunami en Japón, el sismo en Nueva Zelanda y las inundaciones en Asia, son algunos de los fenómenos que más impacto tuvieron en 2011. Pero a pesar de que cada vez se registran más pérdidas económicas, no ocurre lo mismo con el número de víctimas fatales que, según el informe, se están reduciendo. Mientras que hasta el momento el récord era para el año 2005 (donde se registraron grandes huracanes como el famoso “Katrina”), los nuevos datos de la ONU indican que el 2011 superó en dos terceras partes los resultados anteriores. Según Margareta Wahlström, jefa de la Estrategia de la ONU para la Reducción de Desastres, la tendencia indica un claro crecimiento de las pérdidas económicas pero también una disminución en la mortandad antes estos episodios. En conferencia de prensa en la ciudad de Nueva York, Wahlström también expresó que la mitad de la población mundial está expuesta a este tipo de catástrofes. Si bien estos desastres se adjudican a fenómenos naturales, lo cierto es que la actividad del hombre en muchos casos incide en su desarrollo. Como ya lo demostraron algunos estudios, el cambio climático puede acelerar e incluso provocar erupciones volcánicas, terremotos, tornados e inundaciones. Si de términos económicos se trata, entonces, resultaría interesante trabajar a nivel global en medidas efectivas para luchar contra el cambio climático y el consecuente calentamiento global. Asimismo, resulta urgente implementar el acordado Fondo Verde para financiar a los países en desarrollo y que puedan así desarrollar tareas de prevención y mitigación ante el cambio climático. Estas tareas por el momento no se pueden llevar delante de manera equitativa y las naciones más pobres son las más vulnerables ante este tipo de catástrofes: un claro ejemplo es lo ocurrido tras el terremoto de Haití en enero de 2010, el cual fue mucho menor al de Japón en 2011 pero causó un número considerablemente más elevado de muertes y pérdidas económicas. Notas relacionadas: Guatemala, Colombia y Honduras: Los tres países de Latinoamérica más afectados por el cambio climático Estudio financiado por escépticos confirma el calentamiento global COP17: La última década fue la más calurosa de la historia

Informe: Para 2030 “necesitamos un cambio dramático”

Foto: abc Para 2030 la demanda global de alimentos habrá aumentado un 50 por ciento, la de energía un 45 por ciento y la de agua un 30 por ciento. Los datos se desprenden de un informe del Panel de Alto Nivel sobre Sostenibilidad Global publicado la semana pasada. De acuerdo a los expertos y funcionarios designados por el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, la pregunta es cómo responderá la economía global a esta situación sin precedentes. Este es el mayor desafío para los gobiernos y las organizaciones internacionales, dado que los patrones de consumo, sobre todo de Occidente, no son para nada sostenibles. Como señala el informe, el actual modelo económico “nos está empujando en forma inexorable hacia los límites de los recursos naturales y los sistemas ecológicos que hacen posible la vida a nivel planetario”. "Las economías están frágiles, la desigualdad está creciendo y la temperatura global del planeta sigue aumentando. Necisitamos un cambio dramático" advierte el Panel. En este sentido, el informe señala que el desarrollo sostenible es más importante que nunca, para garantizar no solo prácticas más amigables con el medio ambiente sino que además mayor equidad en el mundo: El número de personas que viven en la pobreza está disminuyendo, pero el de personas con hambre está aumentando, como también la desigualdad en la distribución de la riqueza. Para poder mejorar esta situación, el Panel propone una serie de recomendaciones como incluir en el precio de los bienes el verdadero costo ambiental de producirlos, que todos los productos lleven en sus etiquetas información sobre su impacto ambiental, poner fin a los subsidios a los combustibles fósiles, que los gobiernos promuevan inversiones más estables y sostenibles, y crear un fondo global para la educación, entre otras medidas. El informe concluye que para superar la crisis actual "necesitamos un cambio dramático, comenzando por modificar la forma en que pensamos sobre las generaciones futuras y los ecosistemas que hacen posible nuestra vida". Muchas de estas propuestas coinciden con los temas que se prevén plantear en Rio+20, la conferencia sobre desarrollo sostenible que tendrá lugar en junio en Río de Janeiro, Brasil. Notas relacionadas: Estudio: La temperatura global podría subir hasta 6 grados El mundo alcanza los 7 mil millones de habitantes El planeta entró en déficit ecológico

2011 fue el noveno año más cálido de la historia

Gráfico de la NASA sobre el aumento de la temperatura global Como ya te contamos, los tres años más calientes desde que comenzaron las mediciones en 1880 fueron 1998, 2005 y 2010. Según nuevos datos de la NASA, el 2011 se posicionó como el noveno año más cálido a nivel mundial. Con esta información, se sigue manteniendo la tendencia indicada por los expertos: 9 de los 10 de los años más calientes de la historia se produjeron a partir del 2000. De acuerdo a la agencia espacial norteamericana, la temperatura media en 2011 fue de 0,51 grados centígrados más que la línea de base de mediados del siglo XX. Esto representa 0,12 grados menos que en 2010, ya que el fenómeno no se desarrolla de manera sostenida año tras año pero sí a lo largo de las décadas. En relación con esto, los expertos ya señalan al 2012 como uno de los años más calurosos desde 1850. Ante este fenómeno, los científicos concuerdan en que el aumento de temperatura se debe a la creciente concentración de gases de efecto invernadero, lo que en gran medida se produce por causas antrogénicas. Las actividades humanas implican diariamente la emisión de estos gases contaminantes a la atmósfera, aumentando así el calentamiento global. Estos datos demuestran, una vez más, que de no hacer nada al respecto la temperatura mundial seguirá creciendo. Incluso algunos expertos sostienen que podría haber un aumento de entre 3 y 6 grados para fines de siglo, lo que cambiaría completamente el desarrollo de la vida tal y como la conocemos hoy. En Buenos Aires, por ejemplo, ya se están realizando trabajos en vistas del nuevo clima tropical que tendrá lugar en la región. Mientras los estudios siguen alertando sobre las variaciones climáticas y sus efectos, aún los acuerdos globales para luchar contra el cambio climático se siguen haciendo esperar. Para este año las esperanzas están puestas en Río+20, Cumbre de la Tierra que se celebrará del 20 al 22 de junio de 2012 en Río de Janeiro, Brasil, para discutir sobre políticas públicas destinadas a luchar contra las emisiones contaminantes y el consecuente aumento de temperatura. Video de la NASA sobre el aumento de temperatura (El rojo indica las temperaturas superiores a la media): Notas relacionadas: COP17: La última década fue la más calurosa de la historia 2010: Uno de los tres años más cálidos de la historia Estudio: La temperatura global podría subir hasta 6 grados

COP17: La última década fue la más calurosa de la historia

Foto: NatGeo En el marco de la XVII Conferencia de las Partes sobre Cambio Climático (COP17) que se desarrolla desde el lunes pasado en Durban, Sudáfrica, la Organización Meteorológica Mundial (OMM) señaló que la última década registró la temperatura más alta de la historia. Según los estudios, el período que va desde 2001 a 2011 fue el más caluroso desde 1850, cuando comenzaron a realizarse las mediciones. Además, la temperatura de 2011 fue la décima más alta desde esa fecha, a pesar de presentarse el fenómeno de La Niña que suele provocar días más fríos. Mientras que 2010 fue uno de los tres años más cálidos de la historia, el 2011 se posicionó en el puesto número diez. Entre los fenómenos más recurrentes se registraron importantes sequías en el este de África, en las islas de la parte central del Pacífico ecuatorial y en el sur de los Estados Unidos; como también inundaciones en África austral, en el este de Australia y en el sur de Asia. Al respecto el secretario general de la OMM, Michel Jarraud, señaló que "Nuestra ciencia es fiable y demuestra sin ambigüedad que el clima mundial se recalienta". El estudio de la organización se basa en el análisis de 80 países, de los cuales el 95% tuvo su decenio más cálido entre 2001 y 2011. Jarraud también advirtió que estos registros "Se están acercando muy rápidamente a niveles consistentes con un 2/2,4 grados centígrados de aumento de la temperatura en promedio global, que los científicos creen que podría causar cambios de gran alcance e irreversibles en la Tierra, biosfera y océanos". El encuentro en Durban pretende debatir y negociar un acuerdo entre los países participantes para comprometerse a reducir la emisión de gases contaminantes y así luchar contra el aumento de la temperatura. Por el momento se cree que no será posible llegar a un acuerdo vinculante, por lo que este evento del que participan representantes de 195 países solo servirá de antesala a la próxima Cumbre de la Tierra Río+20 que se celebrará del 20 al 22 de junio de 2012 en Río de Janeiro, Brasil. Notas relacionadas: 2010: Uno de los tres años más cálidos de la historia Estudio: La temperatura global podría subir hasta 6 grados Estudio financiado por escépticos confirma el calentamiento global

Estudio: La temperatura global podría subir hasta 6 grados

En medio de nuevos escándalos y cuestionamientos sobre las responsabilidades humanas en el cambio climático, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) advirtió esta semana que, de no hacer nada al respecto, la temperatura global podría aumentar entre 3 y 6 grados para fines de siglo. A solo dos días de comenzar la Cumbre Internacional de Cambio Climático en Durbán, Sudáfrica, el debate sobre el calentamiento global volvió a ser protagonista. En contraposición con quienes aún niegan la injerencia del hombre en el cambio climático, el informe de la OCDE sostiente que por motivos antropogénicos las emisiones de gases de efecto invernadero se podrían duplicar en los próximos 40 años. Esto llevaría a un aumento de temperatura tal que sus efectos en el planeta serían devastadores. Los datos son un adelanto del informe "Perspectivas del Ambiente para 2050", que será presentado por la OCDE en marzo de 2012. Allí se alerta sobre el panorama para mediados y fines de siglo, dado que de no hacer nada al respecto la temperatura global podría aumentar entre 3 y 6 grados, con todos los efectos que ello implicaría. No es casualidad que estos datos sean difundidos a pocos días de comenzar la cumbre en Sudáfrica, donde representantes de distintos países deberán ponerse de acuerdo en la implementación de políticas de mitigación y adaptación al cambio climático. Lo mismo ocurre con las publicaciones que circularon la semana pasada, donde escépitos advirtieron que el calentamiento global es un proceso geológico y que el hombre no puede hacer nada por frenarlo. De una u otra manera, la falta de consenso lo único que hace es demorar un acuerdo para luchar contra un fenómeno real y tangible. Numerosos estudios ya demostraron que el calentamiento global es una realidad sobre la que urge trabajar. Notas relacionadas: Estudio financiado por escépticos confirma el calentamiento global 24 Horas de Realidad: Testimonios sobre el cambio climático alrededor del mundo Actualidad: Río+20 en junio de 2012

Estudio financiado por escépticos confirma el calentamiento global

Hombres derritiéndose, Nele Azevedo El debate ya es conocido: mientras que algunos afirman que el calentamiento global es un fenómeno real que se va intensificando a causa de la actividad humana, otros manifiestan que las advertencias son exageradas y que el hombre no tiene responsabilidad. Para despejar dudas, hace unos días se publicaron los resultados del estudio "Proyecto Berkeley", donde se confirma este fenómeno que fue puesto en duda en el 2009, tras el escándalo de "Climategate". En esa oportunidad, se divulgaron correos electrónicos de algunos científicos para negar la existencia del calentamiento global. El "Proyecto Berkeley" confirma los datos de la NASA y la Oficina Meteorológica del Reino Unido, que en su momento fueron cuestionados y puestos en duda. Lo paradójico es que este nuevo estudio fue financiado por los escépticos del cambio climático. El nuevo estudio estuvo a cargo de Richard Muller, profesor de física de la Universidad de California, y algunas de las fundaciones que lo financiaron están vinculadas a empresarios industriales que en su momento se encargaron de apoyar a quienes cuestionan que el calentamiento global es producto de la actividad humana. Un 90 por ciento de los científicos del mundo especializados en clima sostienen que el cambio climático conlleva responsabilidades humanas. Es incuestionable y por demás demostrable que el hombre genera gases de efecto invernadero que aceleran el calentamiento global. Entonces, ¿por qué seguir poniendo en duda un fenómeno que ya está por demás confirmado en lugar de implementar medidas urgentes que tiendan a mejorar la situación? No puede desconocerse, que entre las diversas opiniones circulan intereses contrapuestos. Reconocer el calentamiento global puede ser "perjudicial" para aquellos que basan su actividad en procesos contaminantes que generan gases de efecto invernadero. En muchos casos, resulta más conveniente cuestionar los datos científicos que adaptar la actividad para que sea más sustentable. A pesar de los numerosos estudios y demostraciones, para los escépticos los registros de estaciones meteorológicas no mostraban un patrón de calentamiento global. Según ellos las estaciones se encuentran cerca de ciudades en crecimiento y las mediciones están afectadas por el "efecto de islas de calor urbano". Pero el "Proyecto Berkeley" volvió a realizar el estudio, basándose en unas 40 mil estaciones alrededor del mundo, y los datos que surgieron son muy similares a los ya publicados por los grupos de investigación anteriormente cuestionados. Ahora el grupo Berkeley confirma que desde la década de 1950 la temperatura promedio en la Tierra aumentó un grado centígrado. Según Bob Ward, director de communicaciones del Instituto Grantham de Investigaciones sobre Cambio Climático y Medio Ambiente en Londres, ahora es momento de ofrecer disculpas. Citado por BBC Mundo, el científico sostuvo que "los llamados escépticos deberían ahora abandonar sus argumentos de que el aumento en la temperatura promedio global podría atribuirse al crecimiento urbano (...) El estudio también prueba cuán falsas eran las acusaciones de que los científicos de la Universidad de East Anglia habían manipulado la información". Lo cierto es que a medida que avanza el cambio climático la discusión sobre las responsabilidades limita posibles estrategias de mitigación y adaptación. Mientras tanto algunos científicos alertan que, de no hacer nada al respecto, en este siglo la temperatura global podría aumentar 4°C. Resultaría sumamente positivo aprender de los errores del pasado y trabajar en una etapa preventiva para que esto realmente no suceda. Por ahora el tiempo pasa y las decisiones para frenar el aumento de temperatura se siguen haciendo esperar. Resta menos de un mes para que se celebre la COP17 en Durban, Sudáfrica, y unos siete más para Río+20, la Conferencia sobre Desarrollo Sustentable de Naciones Unidas. Estos escenarios deben servir para generar un compromiso real y efectivo a través de políticas públicas tendientes a frenar el calentamiento global. Notas relacionadas: 24 Horas de Realidad: Testimonios sobre el cambio climático alrededor del mundo Actualidad: Río+20 en junio de 2012 Conferencia del clima en Panamá, encuentro clave antes de la COP17
12345